miércoles, 14 de octubre de 2015
primicias

Ezequiel Garay y su esposa Tamara Gorro presentaron en sociedad a su pequeña princesa Shaila

El defensor de la Selección Argentina, que fue desafectado del equipo para poder asistir al nacimiento de la pequeña, concebida en un vientre subrogado, subió una bella imagen a la cuenta de Instagram de su mujer. Emoción en toda la familia.

El defensor Ezequiel Garay está atraveando un gran momento. Ayer, el tradicional agorero día martes 13 se convirtió en el más feliz de su vida y en el de más suerte: nació su tan esperada hija Shaila, quien fue concebida con un vientre alquilado ante la imposibilidad de hacerlo de modo natural.

Garay, actualmente en el Zenit de Rusia, había sido desafectado de la Selección Argentina para asistir al tan esperado momento que fue el final de un largo proceso, con el sufrimiento propio de este tipo de tratamientos. La pequeña Shaila nació en Los Ángeles

Su pareja, Tamara Gorro -quien tiene un alto perfil en las redes sociales y cuenta sus experiencias a través de su blog, contó las dificultades, decisiones y la emoción del final.

En su blog, Tamara fue contando con mucha franqueza su imposibilidad de ser mamá, primero de forma natural y luego mediante fertilización asistida: "He tenido cinco ciclos, he tenido 18 intentos (de fertilización asistida). Y llega otro problema más serio, después de muchos intentos, en una de las intervenciones ven un problema en las trompas".
Gorro escribió en su blog: "Me volví reservada porque no quería que nadie sufriera. Un día vi llorar muchísimo a Ezequiel. Estaba en Portugal, sin trabajar y él tenía que aguantar mi carácter y encima no le doy un hijo. Estaba hundida, muy mal, con psicólogos. Yo delante mi familia sólo he llorado una vez, detrás mucho; es doloroso".

Hoy, la imagen subida a Instagram refleja la felicidad extrema de la pareja: se los ve juntos, desnudos, abrazando a la pequeña princesa Shaila. Una imagen enternecedora.

 

Nuestra primera foto de familia!!!! Os presentamos a nuestra princesa Shaila.

Una foto publicada por Ezequiel Garay (@ezequielgaray24) el