lunes, 29 de junio de 2015
internacionales

Exuberante modelo de Playboy tuvo un pequeño inconveniente con su bikini

Los paparazzis son el terror de las modelos, vedettes y actrices, sobre todo en la playa. Sino que lo diga la conejita Lindsey Pelas que sufrió la mala combinación del zoom del fotógrafo con una bombacha blanca. Fotos. 

La modelo y playmate Lindsey Pelas ha dejado con la boca abierta a muchos hombres y esta vez no es gracias a sus enormes atributos, sino que ha estado disfrutando de un espléndido día en una piscina de Miami, pero la parte de abajo del bikini, de color blanco, la traicionó notablemente.
Esta mujer fue descubierta cuando trabajaba como camarera en un bar de Louisiana, en algún momento causó polémica al declarar que sus pechos extra grandes son completamente naturales.
Hace un tiempo y para probarlo, publicó una grabación en donde practica diferentes deportes mientras sus encantos se mueven libremente para demostrar demostrar que no son implantes. Ahora mostró otra cosa, aunque eso si, la depilación es perfecta. - FUENTE