lunes, 05 de enero de 2015
primicias

Estalló el verano: Vitto Saravia se quedó atrapada adentro de una torta gigante

La modelo uruguaya estuvo en una fiesta de su país y vivió una situación incómoda donde no pudo salir de una torta enorme. La historia del desliz, a continuación…

Diez mil personas colmaron la fiesta “No me olvides” en los bosques de Manantiales. Sonido Caracol, Mala Rodríguez, un Rock and Samba, las intervenciones artísticas más estrafalarias, juegos de kermesse, pantallas gigantes y un descomunal escenario ocuparon más de 40.000 metros cuadrados. Todo bajo el leit motiv de un auténtico cuento de hadas en la ambientación. Pero no todo salió como se esperaba, asegura el diario uruguayo El País.
Una de las sorpresas que guardaba la noche tendría lugar sobre las cinco de la mañana. La canción de “Feliz cumpleaños” e impactantes juegos de luces le daban la bienvenida a una torta gigante. Adentro, se escondía Victoria Saravia. Mientras tanto, andá mirando las fotos de la fiesta...
Cada vez más luces apuntaban a la enorme torta. Alrededor de la misma se encendían juegos de pirotecnia. Y se produjo un silencio. Las luces seguían señalando la torta de utilería, pero nada sucedía. Un hombre de seguridad que la custodiaba hablaba desesperado por un handy. Enseguida las luces apuntaron hacia otro número artístico de la noche, lejos de donde se ocultaba la mediática uruguaya. Algo había salido mal.
Un instante después, en total oscuridad, se notaban golpes desde adentro de la torta. Alguien pedía salir. Asomó la cabeza de Victoria Saravia, aún haciendo un esfuerzo para no ser reconocida.
Intercambió unas palabras con la seguridad y se volvió a encubrir. Pasaron pocos minutos más para que la modelo saliera por detrás de dicho postre, notoriamente molesta. Ya no le importaba ser identificada.
“Es Vitto”, se escuchaba entre parte del público que se daba cuenta de la situación. Ella tomó de la mano a una amiga y se sumergió en la multitud para dirigirse a toda velocidad al sector vip, que se encontraba en la otra punta de la fiesta, y así escapar de la frustrante situación.
Finalmente, el multitudinario público nunca se enteró de que la fiesta pensaba sorprender con Vitto Saravia irrumpiendo desde adentro de una torta; y ella pasó por uno de los momentos más incómodos de las vacaciones.