viernes, 27 de marzo de 2015
primicias

"Espero que a Sofía no le pase lo mismo que a Chiara, me dijo mi hijo"

La conductora infantil dialogó con Infama y habló de su embarazo, a tres semanas de dar a luz. Además, reveló el tierno deseo de su primer hijo, Lucas.

"En tres semanas más o menos nace, mi obstetra quiere sacarla antes y con el miedo y los recaudos, sería una manera de quedarnos tranquilos, y estoy haciendo todos los deberes. Estoy haciendo reposo pero de golpe se me ocurre algo y llamo a todos a casa y armamos una canción", contó Laura Franco en Infama.
"Gracias al amor de mi familia, de Luca, de la energía de los chicos, tuve fuerza para seguir, ponerme de pie y seguir luchando por mis sueños, y este era mi sueño, tener una nena, agrandar mi familia, pero hasta que no la tenga en mis brazos no voy a descansar y a sentir que estoy sanando realmente", dijo la rubia, que en mayo de 2013 pasó por un trágico momento de perder a su hija en gestación a pocos días de nacer.
"Salgo a ver a los médicos, salgo lo que me permiten, dar una vuelta de tres cuadras, es la primera vez que levanté las funciones, me detectaron trombofilia y a partir de ahí los médicos me cuidan de una manera muy exhaustiva, con muchos controles, me inyecto medicamentos, a las embarazadas les salta la glucemia así que estoy con insulina y con todos los cuidadlos para que esta nena pueda nacer sana y como todos esperamos".
"Trato de que cuando viene una tristeza o miedo ponerme fuerte y conectarme con lo que me hace bien y tratar de salir adelante, por Luca, que vea que su mamá no se quedó en el dolor y trato de luchar. Ahora que falta tan poco se me cruza todo lo que me pasó en el 2013 trato de ponerme a rezar, de ponerme a crear algo que me haga bien a mí y a Luca".
"Con Luca jugamos a ver cómo vamos a recibír a Sofía, el otro día de la nada, me dijo 'mamá espero que a Sofía no le pase lo que le pasó a Chiara', lo abracé y se me cayeron las lágrimas y después empezamos a jugar y armamos una canción", recordó dolida.
"Las mamás me llenaron de amor y de cariño, me dejan mensajes súper conmovedores, me mandan fotos de sus hijos que nacieron después de este tratamiento, les agradezco, imagino que alguna mamá está viviendo lo que yo hace dos años y sentís que sos lo peor, que no pudiste salvar a esa vida, pero después te das cuenta que está todo en manos de Dios".
"Tuve resignación, porque me resigne a que había perdido a una hija. Lo tengo as Luca, a Chiara en el cielo y quiero una hija, me resigné a ese sufrimiento, lloré todo lo que tenía que llorar y de a poquito, tuve una nueva esperanza. Cuando volví a quedar embarazada, estaba negada, con miedo, me veía hinchada y no creía que estuviera y cuando me dio positivo me fui al médico y enseguida me medicaron para que transite este embarazo de alto riesgo lo más tranquilamente posible", dijo.
"Solo quiero tenerla en brazos, conmigo. A Chiara la tuve en brazos, pero no quiero hablar de eso, es muy duro y no se lo deseo a nadie, pensé que no me iba a pasar, pero me tocó y ahora Dios me hace vivir este momento".