lunes, 01 de febrero de 2016
primicias

Escándalo con Laura Esquivel: dura acusación de la ex esposa de su novio

Lucrecia González es la exmujer de José Barrientos, productor televisivo y actual pareja de Esquivel. En una entrevista gráfica, Lucrecia relató: “Laura es obsesiva y celosa, no deja que mi ex vea a nuestra hija”. Enterate qué más dijo.

Laura Esquivel, la reconocida actriz de “Patito Feo”, comenzó a salir hace un tiempo con José Barrientos, productor televisivo diez años mayor que ella.
Pero, hasta el momento, quien más sufrió esta relación es Lucrecia González, la exmujer de Barrientos; se enteró de la ruptura cuando estaba embarazada de un mes de Greta, la hija que comparten.
En una nota con Paparazzi, sorprendieron sus dichos contra Esquivel, la joven de 21 años que muestra un perfil amoroso desde que forma parte de los medios.
“Al quedar embarazada, nos separamos. Cuando pasé por un kiosco de diarios y lo vi en la tapa de Paparazzi abrazado con Laura Esquivel, me desmayé y me tuvieron que llevar a mi casa. No podía creer que estaba saliendo con ella mientras yo estaba transitando sola un embarazo complicado”, relató.
“Contraté a un abogado y le mandé una carta documento. Tuvimos varias audiencias, lo volví a ver cuando estaba embarazada de siete meses. Como él no creía que mi hija fuese de él, me pidió un ADN. Yo estaba segura: lo hice y dio positivo. Cuando se enteró se borró por dos meses. Se dignó a conocerla a los cuatro meses, en una audiencia, con abogados de por medio”, agregó.
“José nunca está solo con su hija. Jamás la nombra, muy pocos saben que es papá. Laura es muy obsesiva y celosa, cada vez que él la pasa a buscar por mi casa ella viene. Se baja del auto y se queda afuera, mirando, para que yo sepa que está con él. Antes entraba a mi casa y estaba todo bien, pero ya no”, manifestó González.
Y contó una triste anécdota: “Una vez me insistieron para llevarla unos días a Chivilcoy, ya que la familia de mi ex vive allí. Cuando la pasaron a buscar les comenté que la nena estaba resfriada, hay que cuidarla mucho porque es prematura. Ella, con una sonrisita, me dijo que estaba todo bien pero que a la noche la iban a dejar sola porque ellos iban a salir. Me lo dijo para que me pusiera mal, ahí me di cuenta de que era una hija de puta. Me dejó muy en claro que no iban a dejar de hacer su vida por la nena. Intenté no hacer lío y lo dejé ahí. Cuando me enteré de que la bebé había dormido en el piso mientras ellos estaban en la cama, me puse loca. A partir de ese momento les perdí la confianza”.
Siguió describiendo a Esquivel: “Es inmadura y obsesiva, por algo José siempre pasa a buscar a la nena cuando está con ella. Es re chiquilina, mira mis fotos en las redes sociales y me copia las poses… Increíble”.
¿Contestará la actriz?