viernes, 10 de abril de 2015
sin_seccion

Escalofriante llamada de Sandra Bullock a la policía: "Estoy escondida en el armario"

El dramático hecho ocurrió en junio del año pasado cuando Joshua Corbett, un admirador obsesionado con ella, consiguió colarse en la casa de la actriz en Los Ángeles. Escuchá la desesperada llamada a la policía 

Fue el 8 de junio de 2014 cuando Sandra Bullock vivió una de las experiencias más aterradoras de toda su vida. Mientras estaba en su casa de Los Angeles escuchó un ruido y se sobresaltó. Preocupada por si alguna ventana se había quedado abierta salió de su habitación cuando vislumbró a un desconocido en el piso de abajo. El hombre, que portaba una carta para la actriz y varias revistas con ella en portada, era Joshua Corbett.
Ahora, la Corte Suprema de la ciudad de Los Angeles lo ha sentado en el banquillo para acusarle de acoso y allanamiento de morada. En la vista preliminar celebrada el jueves, una de las pruebas que dejaron muda a la sala fue la llamada telefónica que realizó Sandra minutos después de percatarse de que había un extraño en su casa. Con voz entrecortada, susurrando y llorosa, la actriz explica su situación al agente del 911: "Estoy escondida en el armario. Tengo una puerta de seguridad".
 
Inmediatamente, Sandra indica que su hijo, Louis, no está en la casa y que ha descubierto al asaltante porque ha escuchado unos ruidos sospechosos: "Pensé que era una corriente de aire, pero entonces he visto a un hombre".
Después, la conversación entre la policía y Sandra se centra en guiar a los agentes para que puedan entrar en su casa y llegar hasta ella. Una de las opciones planteadas por las fuerzas de seguridad es que Bullock abra la puerta que conecta el garaje con la casa desde su teléfono móvil. Aunque Sandra lo intenta, no da resultado. "Ahora mismo no me funciona el móvil, quizás ellos han accedido al sistema", conjentura muy nerviosa.
Entonces, Sandra da instrucciones a los agentes para que puedan llegar hasta su habitación y liberarla. En el momento en el que Sandra sale de su habitación, Joshua Corbett ya está camino de la comisaría para prestar declaración.
De momento, el asaltante de 39 años se ha declarado inocente de todos los cargos. ¿Conseguirá Sandra librarse de su acosador para siempre?