viernes, 14 de octubre de 2011
primicias

Escándalo Alfano - Pachano: La culpa... ¿No es del chancho?

Intrusos fue duramente cuestionado cuando Eliana Guercio se levantó de su silla mientras estaba en el aire y se acercó a Polino y le tiro un cachetazo. Casi todos los medios nos criticaron mal. ¿Y ahora? Nadie dice nada. Y es más, para el diario Clarín es apenas una noticia con ribetes entre graciosos y de mal gusto. Por supuesto, siempre aislando al conductor que con su cara de ángel mientras sostiene el micrófono hace sentir como que no sabe bien que es lo que está sucediendo. Lamentable.

Por Aldo Albamonte, Productor Periodístico de "Intrusos", América.

Intrusos fue duramente cuestionado cuando Eliana Guercio se levantó de su silla mientras estaba en el aire y se acercó a Polino y le tiro un cachetazo. Casi todos los medios nos criticaron mal .¿Y ahora? Nadie dice nada. Y es más, para el diario Clarín es apenas una noticia con ribetes entre graciosos y de mal gusto. Por supuesto, siempre aislando al conductor que con su cara de ángel mientras sostiene el micrófono hace sentir como que no sabe bien que es lo que está sucediendo. Lamentable.

Las mamás y los papás del sector oncología del Hospital Garraham estan haciendo circular por los diversos medios de información una cadena de mails a través del cual hacen saber de su indignacion y enojo por las imagenes que casi diariamente pueden observarse en Showmatch.

En esa circular golpean duramente a Marcelo Tinelli por considerarlo, lógicamente, responsable de, según ellos, la violencia, la misoginia, el maltrato a la mujer "denigrándola permanentemente buscando solamente un punto mas de rating".

Tambien le pide a los anunciantes que dejen de apoyar a este programa y denuncian una vez mas que "la señorita Pampita " nunca más aparecio por el hospital para, por lo menos, interiorizarse, si el sueño que ella anunció en beneficio del mencionado hospital se concretó. Cosa que sucedió con 60 mil pesos, suma que era acordada previamente para todos los sueños de ese año. La cosa es que esa plata no alcanzó para la construcción completa de la sala. 
 
Evidentemente, la emocionante carta que se publicó en el diario Clarín a través de la cual una mujer le agradecia a Marcelo Tinelli las horas de felicidad que le daba con su programa no rindió los frutos esperados. Temas como la prostitucion, el sida, la traicion, discriminacion, violencia, están resquebrajando esa relación tan especial que Marcelo tenía con su publico.

Es lógico que esto suceda. No se debe subestimar al público y menos aun hacerle ver descarnadamente lo más bajo de la especie humana. A Mauro Viale y al programa Zap la prensa en general los destruyó sin piedad y por mucho menos. Se habló de television basura y los epítetos fueron de todo color. Estaría bueno que ahora se hiciera justicia y que se midiera con la misma vara. Que el lujo y el derroche no impida ver la montaña. Es un buen momento para cambiar. Todavia hay tiempo.