lunes, 01 de junio de 2015
internacionales

Enrique Iglesias se cortó los dedos con un dron durante un show

El show debe continuar. Todos los artistas saben que es así, pero no todos tienen lo necesario para hacerlo. El hijo de Julio Iglesias demostró que aprendió bien el negocio y no se baja del escenario aún cuando tiene lastimados sus dedos. 

Enrique Iglesias se ha llevó un buen susto en el último concierto de su gira 'Sex and Love'. El artista resultó herido durante su espectáculo en la ciudad mexicana de Tijuana ante cerca de 12.000 fans, y tuvo que ser atendido por personal de emergencia.
La agencia de comunicación que le representa indicó en un comunicado que "algo salió mal" cuando el cantante manipulaba un dron que suele utilizar "para dar una mejor experiencia visual" a sus aficionados. El artista sufrió algunos cortes en la mano derecha con la hélice del aparato y después de que se la vendaran volvió al escenario a terminar su recital, pese a seguir sangrando y de que le recomendasen que suspendiera la presentación.
Enrique continuó cantando 30 minutos más "con la profesionalidad que lo caracteriza". Después fue trasladado en una ambulancia al aeropuerto de Tijuana y desde allí transportado en avión a Los Ángeles "para ser tratado por un médico especialista", según el comunicado.
Su representante, Joe Bonilla, compartió en Instagram varias fotos en las que se aprecia cómo Enrique es atendido en la mano derecha y otras que muestran manchas de sangre en la camiseta blanca que usó durante el concierto, y en la que trató de dibujar con su sangre un corazón para sus fans. "Agradecemos de antemano todas sus muestras de cariño. Les mantendremos informado de su estado", concluye la nota enviada por su representante a los medios.