miércoles, 27 de julio de 2011
primicias

El regreso de Marcela Kloosterboer a la pantalla grande

El Diario del Espectáculo te muestra en exclusiva el trailer oficial de la nueva película que cuenta con la participación especial de Marcela Kloosterboer.Cerro Bayo es protagonizada por Adriana Barraza, Inés Efrón y Verónica Llinás.

Marcela Kloosterboer regresa al cine con Cerro Bayo, un film de Victoria Garaldi. La protagonista de Herederos de una venganza interpretará a Romina.

La película cuenta además con las actuaciones de Adriana Barraza, Inés Efrón, Verónica Llinás, Nahuel Pérez Biscayart y Guillermo Arengo, entre gran elenco.

La cinta se estrenará en los cines el próximo 18 de agosto y Primiciasya.com te muestra en exclusiva el trailer oficial de la película.

Sinopsis: La temporada de esquí se acerca en un pueblo patagónico al pie del Cerro Bayo, pero su ritmo tranquilo se altera cuando Juana Keller, la matriarca de una particular familia, intenta suicidarse.

Mientras permanece en coma, sus hijas, yernos y nietos, verán sus vidas modificarse a partir del incidente despertando lo peor y lo mejor en de cada uno de ellos.

¿Cuánto dinero ganó la abuela Keller en el casino, escondió en la tumba antes de... intentar suicidarse? ¿Cuánto dinero? ¿De una cantidad que  alcanza para un pasaje a Europa, un lote, o una vida nueva?

Es que el dinero, como la belleza, en Cerro Bayo, importa en relación con el valor que cada personaje le otorga. La hija tiene el valor del éxito puesto en la belleza.

Para el nieto, el dinero del pasaje representa el acceso, o no, a la experiencia europea; para la hermana de Buenos Aires, el dinero es todo, aunque no le solucionen nada.

Para Marta el intercambio de dinero se confunde con el intercambio de afecto.

Para Eugenia que Mercedes use una prenda idéntica a la suya para caminar de día le quita su valor. El valor relativo de los objetos y cómo se cotizan de acuerdo a la mirada del otro.

En un instante de suspensión, como el momento previo a una nevada, estos personajes intentan alcanzar sus objetivos en los que se deposita la supuesta felicidad.

No es el dinero lo que define a las personas sino lo que las personas hacen con él.