jueves, 17 de abril de 2014
primicias

El nacimiento de Olivia perjudicó la vida sexual de Pedro y Paula

Paula Chaves habló en un programa radial sobre el rechazo que siente cuando Peter se le acerca para tener relaciones. Enterate sus dichos.

Paula Shaves y Pedro Alfonso salieron al aire con Sebastián Wainraich en "Metro y medio", el ciclo radial que tiene el conductor.

En la sección "Gordos con chorizo", las parejas salen al aire contando sus problemas. Esta vez, PyP abrieron su corazón...

"Siento un rechazo constante. Uno apela a las pocas armas de seducción, porque no son muchas, y el rechazo la verdad que es horrible. No hay necesidad de decirlo en una nota”, comenzó diciendo Peter, haciendo referencia a una entrevista donde Paula reconoció que cuando él se acerca en busca de sexo, ella le responde ‘no molestés’.

“Además las armas de seducción son a contrarreloj, porque se puede cuando Olivia se duerme… Pero fallo en todos los intentes. A veces viene el soborno. Hago de mulo, compro algo o hago la cena, pero lo peor es que hay promesas de concretar que después no se cumplen, por cansancio o lo que sea”, manifestó resignado el productor.

Pero también confesó: “Pasa cuando te estás yendo de casa o ni bien te despertás, que no sabés que está pasando. Y los momentos en los que ella quiere, es un tren, viene con todo. Siempre hay que estar cerca en esos casos para aprovechar".

Tras escuchar a su pareja, Paula también salió al aire y se defendió: “Sería bueno que pudieran ver los contextos en los que habla cada uno. Por ejemplo, ahora yo ahora estoy en la cama, maquillada, recién volví de trabajar y estoy amamantando a mi hija. ¿Él dónde está? En la terraza, fumando un pucho, tomando algo… relajado”.

Luego confirmó: “Yo amo ser mamá y amamantar a mi hija. Pero cuando estuve 45 minutos bañándola, 45 minutos para hacerla dormir, no me jodas, quiero dormir, no vengas a querer garch… Hay que tener un poco de tacto en la vida, chicos”.

Finalizó con mucho amor...“Mi marido me calienta muchísimo, si estoy necesitada en algún momento, no se me cruza por la cabeza estar con otro hombre porque me dan asco los demás. Eso sólo mi marido. Es el mejor hombre con el que estuve. Pero en esta etapa, ¡no! Estoy harta de que se victimicen los hombres. Te juro que llega un momento en la vida de la madre que no te importa nada. Una amiga me dice 'estoy dispuesta a pagarle la prostitua'", dijo.

¿Qué dirá Pedro de esto último?