lunes, 05 de octubre de 2015
internacionales

El mal momento que pasó Keira Knightley

Con el entusiasmo propio de hacer su debut teatral, la actriz se subió al escenario del Studio 54 de Broadway ansiosa por brindarle a la audiencia una memorable interpretación en la obra Thérèse Raquin. Sin embargo, su debut no salió como esperaba.

Un fanático de la actriz comenzó a proclamarle su amor incondicional a gritos, situación ante la cual Knightley reaccionó calma, sin salirse nunca de personaje. "¡Esperar cinco segundos para tu respuesta es demasiado!" le espetó el fanático en cuestión, antes de proceder a tirarle rosas, que fueron atajadas por Gabriel Ebert, el co-protagonista de Knightley. En consecuencia, el hombre fue retirado del teatro y debieron redoblarse las medidas de seguridad.
Luego de un breve intervalo, la actriz salió al escenario demostrando que el show puede continuar, incluso tras un momento tenso, y más tarde firmó autógrafos a la salida del Studio 54. Toda una profesional.