viernes, 30 de diciembre de 2011
primicias

El Indio Solari y "Un mensaje para los colegas quejosos"

El ex líder de los Redonditos de Ricota, conocido como el Indio Solari, publicó un mensaje contra los "colegas quejosos" que atacan sus canciones porque no entienden la poesía de sus letras.  

Como si hiciera falta, El Indio Solari, ex líder de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, publico un manifiesto en el cual se dirige a sus “colegas quejosos” que no entienden la poesía y la impronta que compositor plasma en sus letras.

En el mensaje, el músico intenta explicar lo inexplicable-como bien lo dice- al referirse que la poesía hay que sentirla, entre otros tips que detalla a continuación.

El mensaje del Indio:

Expresión dirigida a los colegas quejosos, por no “entender” las letras de mis canciones: “Quien quiere ver solo lo que puede entender, no tendría que ir al teatro, tendría que ir al baño”. Bertolt Brecht

Escribo canciones en la creencia de que:

-El efecto poético se produce por la capacidad de un texto de continuar generando lecturas diferentes sin ser consumido nunca por completo.

-La poesía no debe invitar solo a escuchar, debe invitar fundamentalmente a imaginar.

-La poesía es subjetiva, se vuelve objetiva cuando sus destinatarios, después, se dejan envolver por ella.

-La principal regla poética es conmover, todas las demás no se han inventado si no para conseguir eso.

-La poesía no puede ser definida con precisión porque no nos es dado conocer su esencia sino sentirla.

-La poesía crea realidades intelectuales que se presentan emocionalmente. No como un pensamiento reflexivo ni filosófico sino como un pensamiento rítmico.

-Una buena canción (su lírica) debe parecer que no pudo ser escrita de otra manera. Debe tener poder de seducción y comportarse como un enigma del cual uno presenta, para su resolución, solo indicios.

Indio Solari

PD: En mi caso me interesan las partes del cerebro que se ponen a trabajar bajo condiciones de ambigüedad. Por eso he elegido escribir en libertad con cambios deliberados e irreverentes de sintaxis. En definitiva, la poesía, como la ciencia es nada más que una interpretación del mundo.

Mientras acabo con esto escucho la voz de Tita Merello: “… Si el bulto no interesa por qué pierden la cabeza ocupándose de mí.”