martes, 13 de enero de 2015
primicias

El hermano de Mascherano se recuperó de su adicción y hoy ayuda a drogadictos

Sebastián Mascherano estuvo inmerso durante mucho tiempo en el mundo de las drogas pero con la ayuda de su familia y amigos.

"Bueno culmino un 2014 súper positivo ya casi tres años recuperado rodeado de amigos y flia con proyectos muy lindos para el 2015 y conociendo una persona maravillosa. Gracias a todos por estar y espero q el año q viene sea mucho mejor felicidades". El mensaje fue escrito por Sebastián Mascherano el 31 de diciembre pasado en su muro de Facebook.
Sebastián es hermano de Javier, el capitán de la Selección, y entonces dio cuenta con aquellas palabras de la fuerte experiencia que le había tocado vivir y que hoy detalla en primera persona en una entrevista que le concedió al portal SL24 de San Lorenzo, Santa Fe, su pueblo natal, donde además cuenta que allí fundará un centro de asistencia a drogadependientes y que su recuperación le dio el impulso para cumplir un objetivo personal: jugar en la primera de su club.
"La idea surge con mi recuperación. Yo fui adicto por muchos años, todos lo saben, y hoy no me da vergüenza decirlo. Es algo que me llena el corazón. Yo pude recuperarme y si mi testimonio vale para que otro pueda hacerlo es un orgullo. No hay que avergonzarse. El primer paso es reconocer que uno está enfermo", contó Sebastián, uno de los dos hermanos del jugador del Barcelona y la Selección.
Su proyecto surgió a partir de una experiencia triste pero fundadora. Sebastián Mascherano estuvo inmerso durante mucho tiempo en el mundo de las drogas pero con la ayuda de su familia y amigos logró salir y ahora ayudará a quienes no lograron hacerlo a través de una fundación que solventará al Centro de Recuperación Integral de Stress y Adicciones que funcionará en San Lorenzo los siete días de la semana de 8 a 18 hs.
"Ya estamos gestionando los fondos para los primeros trámites. En febrero ingresará el trámite en la Provincia y a partir del expediente que surja podremos conseguir los fondos necesarios", adelantó.
La recuperación le permitió a Sebastián sentirse vivo y, así, el hermano del "Jefecito" fue en busca de un sueño que está por cumplir: "Recuperé mi forma física y me siento mucho mejor. Bajé 28 kilos en tres meses, corro todos los días 6 kilómetros y, a los 38 años, voy a jugar con el Club Colón de San Lorenzo”, finalizó. (Infobae)