martes, 14 de julio de 2015
primicias

El éxito no los acerca: los hermanos Dente, cada vez más separados

Tras el fallecimiento de su madre, Fernando y Tomás rompieron relación y no mantienen contacto alguno. 

Mientras uno hace carrera como periodista de espectáculos y el otro triunfa en el Bailando 2015, Fernando y Tomás Dente no se hablan hace cinco años. Diferencias familiares y laborales los separaron y nunca más recuperaron el vínculo.
Según señala la revista Paparazzi en su última edición, un padre con comportamientos agresivos y una mala experiencia trabajando juntos destruyeron la relación entre ambos.
Dos de cuatro hermanos, de chicos tenían la mejor de las relaciones, al punto que el comunicador era casi un “padre” para el bailarín. Quienes los conocen de chicos, aseguran que eran como “carne y uña” y que no se despegaban un minuto.
Los dos fueron creciendo y empezaron a tomar caminos distanciados cuando, en 2006, sus padres se separaron. Tomás decidió no hablarle más a su papá, con quien siempre tuvo grandes diferencias. El hombre que le dio la vida tuvo comportamientos y situaciones agresivas para con toda la familia, y el comunicador no las avalaba. En tanto, Fernando decidió seguir manteniendo vínculos con su progenitor.
En 2008, trabajaron juntos en el programa de Andrea del Boca, “Hoy puede ser” y tuvieron grandes diferencias laborales. En ese momento la madre de ambos se enfermó de cáncer en las mamás y al año siguiente falleció. Desde ese momento la relación se rompió definitivamente.
“Es un tema de familia. No hubo un problema o una pelea puntual. Hay que dejar que las cosas fluyan”, señaló Tomás quien además agregó: “Hoy no me planteo un acercamiento con mi hermano, él es un extraño”.
Fernando y Tomás no se ven, no se llaman por teléfono y ni se siguen por Twitter, la red social de moda.
Hace unos meses, Fernando le decía a PrimiciasYa.com lo siguiente: “Es un tema muy privado, no es algo de que me guste hablar. Es un tema de familia. No hubo un problema o una pelea puntual. Pensá que no tenemos mamá y papá que nos una los domingos. Tenemos relación de hermanos normales, que se pelean, se amigan, se llevan mejor, peor, hay momentos que tenemos más afinidad y otros que no”.