domingo, 01 de enero de 2017
politica

El Estado Islámico se adjudicó el ataque mortal a la disco de Estambul

La agencia de noticias Aamaq, vinculada a la milicia radical, dijo que el ataque fue perpetrado por un "heroico soldado del califato" que atacó el club nocturno "donde los cristianos celebraban su fiesta pagana". Hubo 39 muertos

ESTAMBUL, Turquía (AP) — El grupo extremista Estado Islámico reivindicó el lunes el ataque a disparos contra un club nocturno de Estambul que dejó 39 muertos y decenas de heridos en Año Nuevo.

Mientras tanto, la policía turca detuvo a ocho personas en relación con el ataque, pero seguía buscando al hombre armado que desapareció en medio del caos del ataque.

La agencia de noticias Aamaq, vinculada a la milicia radical, dijo que el ataque fue perpetrado por un "heroico soldado del califato" que atacó el club nocturno "donde los cristianos celebraban su fiesta pagana".

Añadió que el hombre disparó con un rifle automático y que detonó granadas "en venganza por la religión de Dios y en respuesta a las órdenes" del líder del Estado Islámico Abu Bakr al-Baghdadi.

El grupo extremista describió a Turquía como "el siervo de la cruz" e indicó que el ataque fue en represalia por las acciones del ejército turco contra posiciones del grupo en Siria e Irak.

"Hicimos saber a la infiel Turquía que la sangre de los musulmanes que está siendo derramada en sus ataques aéreos y bombardeos de artillería se convertirá en fuego en sus territorios", informó el comunicado.

La agencia estatal turca de noticias Anadolu dijo que escuadrones antiterroristas de Estambul detuvieron a ocho personas que están siendo interrogadas en la sede principal de la policía. No proporcionó más información sobre los sospechosos.

Horas antes el lunes, el diario progubernamental Hurriyet y el periódico Karar reportaron que las autoridades determinaron que el atacante, que sigue prófugo, procede de un país de Asia central, posiblemente de Uzbekistán o Kirguistán.

La policía también encontró similitudes con el ataque al aeropuerto Ataturk en junio, que causó un elevado número de víctimas, e investiga si la misma célula de la milicia radical podría haber perpetrado ambos atentados, agregaron.

El atacante asesinó a un policía y a otro hombre en el exterior del club Reina en las primeras horas de 2017 antes de disparar con un rifle automático a las 600 personas que se estima celebraban la llegada del nuevo año en el interior.

Casi dos tercios de los fallecidos en la lujosa discoteca, frecuentada por celebridades locales, eran extranjeros, de acuerdo con la agencia de noticias oficial turca Anadolu. La mayoría procedían de países de Medio Oriente.

Un total de 38 de los 39 fallecidos fueron identificados, explicó Anadolu citando a funcionarios del Ministerio de Justicia. Once de los muertos eran ciudadanos turcos y otro tenía doble nacionalidad turca y belga, agregó.

Según la información, siete de las víctimas eran de Arabia Saudí, tres de Líbano y otras tantas de Irak. En la lista de fallecidos había dos ciudadanos de Túnez, India, Marruecos y Jordania y uno de Kuwait, Canadá, Israel, Siria y Rusia.