miércoles, 14 de octubre de 2015
primicias

El escrache que recibió Rocío Oliva en la puerta de su casa por parte de la movida tropical

Tras los dichos de la novia de Maradona contra Marina Calabró, a quien llamó "bailantera", una de las caras de Pasión de Sábado decidió protagonizar una particular protesta.

Los dichos de Rocío Oliva contra Marina Calabró, de quien dijo que “no se decide entre ser panelista o bailarina de bailanta", no solamente generó el enojo de la panelista de Intrusos, sino también de diversos protagonistas de la movida tropical, que se sintieron tocados por las palabras peyorativas de la novia de Diego Maradona.
Así, como medida de protesta, Rosita, una de las habituales caras de Pasión de Sábado, decidió instalarse en la puerta de la casa de Rocío y armar una “choriceada”.
“Miren los chorizos, ya están a punto”, pedía Rosita a la cámara, mientras charlaba desde el móvil con Rodrigo Lussich, de Infama.
Luego, elevando el tono de voz, se acercó hasta la puerta de la casa para pedirle a la pareja del astro que saliera. Sin embargo, no hubo ninguna respuesta.