lunes, 05 de septiembre de 2011
primicias

El emotivo homenaje a Felipe Camiroaga en Buenos días a todos

Hoy, el ciclo del Halcón, Felipe Camiroaga, tuvo una emisión especial y en homenaje a su conductor. A las 8.00 comenzó por la pantalla de TVN. La silla de Felipe estuvo vacía y su nombre fue vinculado a los mejores recuerdos y anécdotas de sus compatriotas.

Felipe Camiroaga ya no está y sin duda debieron ser los minutos más largos en 20 años y en 4770 capítulos del Buenos Días A Todos de TVN.

A las 8 en punto, la voz en off de Patricio Frez daba los buenos días, sobre una secuencia de imágenes que recordaba a los compañeros fallecidos: Sylvia Slier, Carolina Gatica, Rodrigo Cabezón, Roberto Bruce y por supuesto Felipe Camiroaga, cuenta el portal chileno Puranoticia.

Julián Elfenbein puso el pecho a las balas y vestido de negro fue el primero en salir en pantalla, junto con señalar: esta silla está vacía… se ha ido el mejor animador de la televisión chilena.

Recordó que hace 14 años, cuando él daba sus primeros pasos en la televisión, fue el propio Camiroaga que le aconsejó: la televisión lo hacen los equipos, aquí todos son  rostros.

Un  aplauso de la familia del Buenos Días a Todos, de todos aquellos que tuvieron de compañero al Halcón de Chicureo, finalizó su intervención.

Entre ellos, la actual co-animadora, Carolina de Moras, Karen Doggenweiler y el histórico Jorge Hevia, que junto a Mauricio Bustamante, conformaba un quinteto de animadores de luto, frente a un halcón de madera regalado por un televidente, que se identificó como Arturo, -y que como anticipó Doggenweiler-, acompañará cada una de las emisiones del matinal.

Fueron 17 minutos de dolor, precedidos por un despacho de prensa en que el director del programa Mauricio Correa y Juan Carlos Tata Díaz, anticipaban que sería el capítulo más difícil en 20 años.

El show must go on, y en los primeros 17 minutos se concentró la pena de una familia televisiva, hasta que el despacho de otro ex matinal, reemplazaba al Torito melipillano, Pablo Millas.

Tras esto, el ritmo de la pauta fue más matizado, que sólo  volvió a la realidad poco antes del segundo corte, cuando Hevia pidió 30 segundos de silencio a todo Chile.

Video: Gentileza de TVN.