jueves, 29 de enero de 2015
primicias

El Dipy se arrepintió de haberle pegado a Mariana Diarco

El cantante tropical dialogó con un ciclo televisivo y se mostró consternado por el lamentable episodio que finalizó con un accionar repudiable hacia su pareja.

Luego del conocido escándalo suscitado tras la aparición de una Mariana Diarco golpeada por quien hasta ahora seguiría siendo su pareja (sólo están distanciados), el Dipy intentó la redención pública a través de un ciclo televisivo.
"Empezamos a discutir, empezó a subir no el tono, el volumen, sino de cosas puntuales que nos decíamos. Mariana le pegó una piña a la pared y se lastimó el dedo. Cuando yo le dije algo puntual que sabía que con eso iba a explotar, me pegó un cachetazo, yo me di vuelta y reaccioné", narró en “Informadísimos”.
Luego, aseguró que no quiso lastimarla: "Le tiré una mano para sacarla, para cortar el tema, tiré la mano así y le pegué en la cara y la lastimé. Estoy arrepentido. Me quiero matar. No soy violento. Para que veas que no soy violento, en cuatro años de relación nunca pasó esto".
"Estamos estresados, por el laburo – continuó–. Tenemos cuatro años de relación, no fue puntualmente por algo, no sabemos lo que pasó tampoco porque Mariana nunca reaccionó así jamás conmigo. Ella es una persona difícil de llevar, no es fácil", se excusó.
Y explicó: "Ya hablé por teléfono con Mariana, la llamé llorando y le pedí perdón. Ella sabe que no soy un loquito. En cuatro años nunca pasó esto. No soy loco, no soy golpeador ni violento".
"Estoy destrozado porque no soy así. Nunca me pasó esto en la vida. Me siento para el orto. No sé qué pasó, no fue mi intención, ni de ella ni mía. No sé por qué reaccioné así, tampoco reaccioné para lastimarla... Mariana me dijo 'yo sé que no sos un loco, sé que no sos así, no sé qué te pasó'. Dijeron que la cagué a trompadas, pero nada que ver", finalizó.
Cabe destacar que en estos momentos, El Dipy y Mariana Diarco se encuentran distanciados a raíz de este penoso episodio en el cual, la vedette, parece haberse llevado la peor parte.