jueves, 18 de junio de 2015
primicias

El conmovedor testimonio de Gonzalo Valenzuela por la muerte de sus padres, un hermano y un hijo

El actor chileno habló de la muerte del hijo con Juanita Viale y de la ausencia de sus padres y hermanos. Sus declaraciones en esta nota. 

Gonzalo Valenzuela habló en profundidad sobre sus dolores más grandes, como lo fue la muerte de su hermano, sus dos padres, y el hijo que tuvo con Juana Viale, quien perdió un embarazo de 8 meses en 2011.
Corría el año 2001 cuando el actor tenía 23 años y sufrió la pérdida de sus padres a causa del cáncer. Cinco años antes había muerto su hermano por un accidente.
La triste historia es conocida, pero esta vez el actor chileno habló como nunca de estas partidas que lo marcaron. En una entrevista con el programa “Más Vale Tarde” del canal Mega, manifestó: “Soy un agradecido profundamente de haber elegido esta carrera… Fue mi vocación. Empecé desde chiquitito, en el colegio, y estaba mi hermano mayor, que era el Nano, que era actor. Falleció en un accidente casero. Entonces, lo tuve siempre muy cercano este mundo”.
“Cuando murió Nano fue justo el año en que egresé del colegio. Yo quería estudiar teatro, pero mi vieja me pidió por favor que no lo hiciera, porque le venían todos los recuerdos. Así es que me fui a estudiar comunicación audiovisual. Estudié comunicación audiovisual, me fue muy bien y, escondido, hice talleres con Fernando González (director de teatro), en la noche. Hasta que invité a mi vieja a ver el examen del taller. Mi vieja llegó y no lo podía creer. Mi mamá fue a verme, lloraba como loca. Ella habló con Fernando González y le dijo: ‘Fernando, dime una cosa: Gonzalo, este huevón, ¿puede ser actor?’ Y Fernando le dijo: ‘Sí, y puede ser uno muy bueno’. Y salimos de eso y mi mamá me dijo: ‘Ya, yo te pago la carrera’. Ella en paz”, relató.
“Mi viejo era muy estricto, y conmigo, no así con las mujeres. Viejo a la antigua. Conmigo era estricto, pero con mi hermana era… Mi papá tenía mucho de eso, con reglas para todo. A mí me crió que todo lo que yo quisiera lo tenía que ganar. Así es que con promedio arriba de 6,3 en el colegio, ‘lo que usted quiera’, pero con la nota arriba. Y así me ayudó a ser riguroso en la vida. Yo soy muy riguroso. Trabajo y soy bien aplicado, aunque pareciera que no. Y ese fue mi viejo el que me corrigió”, señaló.
“Mi papá, los dos, fallecieron con un mes de diferencia. Fue el 2001, antes de empezar (a grabar novela) Piel Canela, dos semanas antes de empezar. Cáncer a los dos. Le dio cáncer a mi viejo, y cuando mi mamá se enteró de que mi papá tenía cáncer, le dio cáncer a ella. Dentro de lo malo, fue seis meses y murió mi viejo, y después, al mes, mi mamá”, dijo con tristeza.
Luego habló de la muerte de su hijo Ringo: “Silvestre (otro se sus hijos), está con la idea del cielo. Fue cuando… Tanta tragedia… Fue cuando murió Ringo, mi hijo, ahí entendió el cielo. Ahora hace poco se me murió mi perro, Alí, un perro que tuve durante 15 años, y Silvestre lo extraña muchísimo, y ‘está en el cielo’…”
“Con Silvestre vi una película mexicana, ‘El Libro de la Vida’, de monitos, de Guillermo del Toro, y la encontré maravillosa, porque ahí representa la muerte de una manera maravillosa: Que mientras uno recuerde a sus muertos, van a estar en un lugar de luz, en un lugar donde ellos van a estar bien. Cuando los olvidas, pasan a ser almas en pena. Por eso es muy importante que estén siempre presentes, y para mí están siempre presentes”, finalizó.