lunes, 28 de febrero de 2011
primicias

El comunicado oficial de Luciana Salazar y la carta a Intrusos

El Diario del Espectáculo te muestra el comunicado oficial y la carta que le mandó en exclusiva a "Intrusos". La modelo confirma su separación de Martín Redrado y aclara cuál es su verdadero estado de salud. Estoy atravesando un momento personal difícil, una separación, la ruptura de una relación a la que yo aposté, sostiene en uno de los escritos que lleva la firma de Luli.

COMUNICADO OFICIAL DE PRENSA LUCIANA SALAZAR

Me dirijo a ustedes para contar en breves palabras la situación real de lo que me está sucediendo.

Primero, quiero agradecer a todas las personas que se preocuparon y se preocupan por mí, a las palabras de aliento de las más de 250 mil personas que me siguen en twitter y por supuesto a los periodistas y amigos de los medios que siempre están conmigo.

Estoy atravesando un momento personal difícil, una separación, la ruptura de una relación a la que yo aposte. Estoy bien, soy una mujer con una gran fortaleza.

No consumo pastillas de ningún tipo y ninguna situación me va a llevar a terminar con mi vida… una vida que llevo con tanto orgullo y que tantas satisfacciones y felicidad me da.

Ayer simplemente concurrí a la clínica por sugerencia de mi familia que por supuesto está muy preocupada por mí. Me hicieron un chequeo general y un análisis de sangre ya que estoy un poco anémica… y debido a esta situación no quiero ni puedo descompensarme.

Este es el fin de mi relación con Martin Redrado, el motivo fue una sorpresiva y fuerte desilusión de su persona, lo que da por terminado este romance.

Les pido por favor que comprendan este momento y tengan prudencia a la hora de hablar de mi vida privada. Gracias por su preocupación.

Me tomare unos días de descanso acompañada por mi familia, mis amigos y mi manager para luego retomar con más entereza y muchísimas ganas mis actividades y nuevos e importantes proyectos.

Un beso
Luciana Salazar.

LA CARTA DE LUCIANA SALAZAR A INTRUSOS EN EL ESPECTÁCULO

Un sueño es bueno, solo cuando despertamos para saberlo. Lamentablemente desperté y me dí cuenta que había sido una pesadilla, que cada virtud que descubría en vos, terminaba siendo una calamidad. En el sueño te veía inteligente, pero al despertar me di cuenta que se puede tener inteligencia y ser un estúpido en lo emocional y hasta un imbécil en lo moral.

Sobretodo si involucras a tu propia familia, que debería ser el límite de toda manipulación, cobarde es quien manifiesta que de su vida privada no habla, y sin embargo dando notas en off, cuenta sus intimidades. Ya no se puede enmendar lo irreparable, pero me duele que me hayas usado para decir lo que vos no te animabas. Te confieso que en esto siento una gran insatisfacción conmigo misma.

Lo tuyo me parece excesivamente difícil de corregir, pero por lo pronto, no seré yo quien lo intente. Te quise mucho, deje de hacer cosas por que no te gustaban, pero es poco aceptable pretender tanto de alguien cuando no se tiene nada bueno para dar. Vanidoso es aquel que ama al que demuestra ser, no al que realmente es. Lo que hablaría de vos es tu conducta, no tus palabras.

Algunos inteligentes no eliminan la mentira, por el contrario la perfeccionan. No quiero seguir siendo yo instrumento de esa actitud perversa. Esta es la última vez que hablo de tu persona. Al final, por mala que haya sido la experiencia, me sirvió para darme cuenta que la felicidad no se encuentra fácilmente a veces hay que atravesar oscuros caminos.

Luciana Salazar