viernes, 23 de octubre de 2015
primicias

El calvario que vivió Ginette Reynal luego de la muerte de su marido

La ex modelo dio detalles de cómo fueron esos tiempos llenos de angustia y adicciones por aquellos tiempos. "Toqué fondo y mis hijos me rescataron de la locura", admitió.

Miguel Pando murió en 2011 a los 44 años. Meses antes le habían detectado un tumor cerebral. Esto fue como una bomba en el estado anímico de Ginette Reynal, quien a varios años de aquel episodio recordó lo mal que la pasó después de ese trágico episodio. Ambos tienen un hijo en común, Gerónimo.
"Llegué al fondo del océano. No me importaba nada. Es un estado de locura y, en mi caso, no fue que un día me di cuenta y dije 'basta'. Sentía que estaba dentro de un pozo con paredes de barro y que trataba de agarrarme para salir y me patinaba", relató Reynal a revista "Hola!".
"Estar tan bien hoy se lo debo a ellos: mis primos, mis tías y, fundamentalmente, mis hijos, que me dejaron hacer mi proceso. Porque yo tuve que destruirme, quemas el modelo completo, para poder salir adelante y renacer", detalló.
La ex modelo asegura que ahora se siente "bárbaro" y que le cuesta volver a enamorarse: "Me siento como saltando en una cama elástica. De nuevo soy dueña de mi vida y me siento centrada. Tengo ganas de volver a enamorarme pero cuando aparece la posibilidad me retraigo. Mi psicólogo dice que es porque recién ahora mi herida está cicatrizando".
Sobre sus adicciones, Reynal contó que ese momento fue muy traumático: "Toqué fondo y mis hijos me rescataron de la locura".