viernes, 29 de abril de 2011
primicias

El arribo de Kate Middleton a la Abadía de Westminster y la larga caminata hasta el altar

La futura duquesa de Cambridge, Kate Middleton, arribó a la Abadía de Westminster, donde el príncipe William la aguardaba para dar comienzo a la ceremonia que los unirá en matrimonio real. Kate Middleton hizo su ingreso a la Abadía de Westminster escoltada por su padre, Michael Middleton.

Emocionada, la novia entró por el pasillo central de la abadía al compás del himno de la coronación, el titulado I was glad, del compositor británico Charles Hubert Hastings Parry, inspirado en el salmo 122.

La novia estuvo escoltada por el cortejo conformado por su hermana y dama de honor, Philippa Middleton, y los padrinos y madrinas -primos del príncipe William, sobrinos de la Reina-, quienes promedian los diez años.

El arzobispo de Canterbury salió al encuentro de Kate y Michael Middleton junto con su prometido William -escoltado por su hermano, el príncipe Harry- y la madre de la novia, Carole Goldsmith Harrison.

En tanto, William llegó junto a su hermano, el príncipe Henry y padrino de la boda, cerca de 45 minutos antes que la novia.

Pocos instantes después llegó a la Abadía de Westminster en medio de una ovación y vestida de amarillo la Reina Isabel II, quien más temprano concedió los títulos de duque y duquesa de Cambridge al futuro matrimonio.

La soberana británica, de 85 años, y su esposo, el duque de Edimburgo, con uniforme militar rojo, abandonaron el Palacio de Buckingham a la hora prevista.

Entre los invitados más famosos que comenzaron a ocupar sus asientos en la abadía se encuentran Elton John, David Beckham y Victoria, Guy Ritchie y David Cameron. (Agencia)