miércoles, 21 de diciembre de 2011
primicias

Disputa judicial por cuentos inéditos de Fontanarrosa

Durante una audiencia de conciliación en el marco del juicio que la última mujer del escritor le entabló al hijo del Negro por los derechos de autor, el juez planteó la posibilidad de llegar a un acuerdo para publicar una obra póstuma de 20 cuentos inéditos.

La disputa por la herencia del recordado Roberto "Negro" Fontanarrosa y su extensa obra literaria tuvo ayer un nuevo capítulo en la Justicia. Durante una audiencia de conciliación en el marco del juicio que la última mujer del escritor le entabló al hijo del Negro por los derechos de autor, el juez planteó la posibilidad de llegar a un acuerdo para publicar una obra póstuma de 20 cuentos inéditos, paralizada al explotar el conflicto judicial. Se pasó a un cuarto intermedio hasta marzo, pero luego se dictará una sentencia.

En el juicio, que se inició el 4 de noviembre de 2008, la ex esposa del escritor, Gabriela Mahy, cuestionó la legalidad de un documento que antes de morir Fontanarrosa le firmó a su hijo Franco. Allí, le dio poder sobre los derechos de autor de toda su producción literaria.

La demanda recayó en el juzgado Civil y Comercial Nº 12, recientemente titularizado por Fabián Bellizia, quien se interiorizó del expediente (lo tramitó en su mayoría su antecesora, Gabriela Sansó) que ahora promete entrar en una etapa de definiciones.

Ayer, cerca de las 9.30, acudió a la audiencia el hijo de Fontanarrosa con sus abogados, los apoderados legales de Mahy y el titular de Ediciones De la Flor, Daniel Divinsky, quien también demandó a Franco porque desautorizó la publicación de los cuentos inéditos.

Es que la viuda del escritor, fallecido el 19 de julio de 2007 a los 62 años, había firmado un contrato con la editora para publicar esa serie de cuentos que el Negro escribió en el último tramo de su vida, pero que nunca llegó a las librerías tras la negativa del único heredero del creador de Inodoro Pereyra.

Aún más complejo. Más allá de la discusión de fondo que se dirime en el pleito sobre el reparto de la herencia por las regalías de los derechos de autor de la profusa obra del Negro para los próximos 70 años (ley 11.723), el juez ayer trató de dar un paso en busca de un primer acuerdo entre las partes para que, en principio, destraben la publicación del libro con cuentos inéditos.

En esa instancia, el planteo del magistrado fue dirigido al hijo de Fontanarrosa, quien tiene la potestad de autorizar la publicación. "Tómese un tiempo, pero hay un interés público en leer la obra de su padre", le dijeron a Franco, palabras más palabras menos, durante la audiencia, según trascendió de fuentes judiciales allegadas al espinoso expediente.

La reunión se cerró al dictarse un cuarto intermedio hasta marzo de 2012, cuando las partes volverán a encontrarse. Luego de esa audiencia, el expediente quedará listo para sentencia.

Durante un descanso en la audiencia, las partes prefirieron mantener la discreción y apenas Franco cruzó unas palabras con este diario. "Es algo privado, no quiero decir nada, y encargate de que no se publique nada", dijo de modo imperativo a LaCapital. En rigor, más allá de las disputas materiales, lo que está en juego es el rico acervo literario de su padre, que en defintiva pertenece a los lectores.

"Negar todo"

Negar Todo es el nombre del libro que aguarda hace más de tres años salir a la calle. Fue presentado por Ediciones De la Flor en la Feria del Libro 2008, aunque jamás llegó a las librerías. Uno de los pocos que accedió a la pieza es el juez que tramita la causa en los Tribunales de Rosario, quien lo acumula como prueba en el expediente.

Claudio González - La Capital de Rosario