viernes, 06 de febrero de 2015
internacionales

Demandan a César Millán, el encantador de perros, por culpa de un pitbull violento

Un pitbull condenado a muerte en 2013 por su conducta "violenta", pero  el mediático César Millán se comprometió a rehabilitarle en su Centro Psicológico. Sin embargo, no todo salió como esparaba.   

Alison Bitney, una joven enfermera de Florida, inició una demanda contra César Millán luego de que un pitbull que había estado rehabilitándose en el Centro Psicológico del "Encantador de Perros" le desgarrara parte de la musculatura del brazo y le causara varias fracturas en el mismo.
Estas heridas, tal y como han destacado sus abogados en la denuncia, han provado que Bitney haya perdido de manera permanente la sensibilidad y la funcionalidad de su mano derecha. Según publica el diario Los Ángeles Times, los hechos se produjeron el 23 de septiembre de 2014, exactamente seis días después de que el perro, que había sido ingresado en el centro por su conducta "violenta", fuera adoptado por un amigo de la demandante en la ciudad Santa Clarita.
Lo que el amigo de Bitney desconocía era el pasado que escondía Gus, que había sido condenado a muerte en 2013 porque suponía "un riesgo y un peligro para la seguridad ciudadana". Una vez emitida la sentencia de muerte, César Millán y su centro se comprometieron a intentar rehabilitar al can hasta que se pudiera reinsertar de manera segura en la sociedad, siempre y cuando su dueño se hiciera cargo de los gastos.
Cuando esa persona dejó de ingresar la cantidad de dinero correspondiente, el centro le dio de alta precipitadamente y le confió la custodia de Gus al amigo de Bitney, inexperto en el cuidado de perros "peligrosos", según recoge la denuncia. 
La situación judicial se agrava para Millán con las declaraciones de la directora y del entrenador jefe del Centro de Psicología Canina, quienes reconocen que Gus "no estaba listo para ser dado de alta" ya que necesitaba "otros 18 meses de rehabilitación".
La directora Jen Woodard, en concreto, comenta que el mexicano no estuvo en contacto con el animal en ningún momento y que, por lo tanto, no trató de poner en práctica sus conocimientos para que mejorara la conducta violenta del animal. De este modo, la enfermera norteamericana ha decidido llevar a los tribunales el caso y demandar por negligencia al presentador y al famosísimo centro de rehabilitación.
Mirá el video de cuando César Millán fue mordido por un perro (minuto 1:10)