martes, 05 de abril de 2011
primicias

Darío Lopilato y Germán Kraus ya tienen Reina

La reina hot de la Vendimia arregló para hacer teatro en calle Corrientes, en la obra Passion. Mientras en Las Heras debaten si le quitan la corona por sus videos subidos de tono, ella ya se hizo de un representante top de Buenos Aires y está más cerca de las plumas que de ser soberana vendimial.

La reina hot de la Vendimia arregló para hacer teatro en calle Corrientes, en la obra Passion.

Mientras en Las Heras debaten si le quitan la corona por sus videos subidos de tono, ella ya se hizo de un representante top de Buenos Aires y está más cerca de las plumas que de ser soberana vendimial.

Las autoridades de Las Heras convocadas por la Comisión Vendimia evaluaban anoche en un claustro el futuro del reinado de Florencia Laguna Albertti, a raíz del episodio en que la joven reconoció ser la protagonista de los videos hot con los que se la vinculó apenas fue elegida soberana.

Sin embargo, mientras el Municipio posponía la decisión de pedirle la renuncia, la audaz morocha de ojos verdes ya había desembarcado en Buenos Aires para descansar, como le contó a este medio en un primer contacto telefónico, aunque después adelantó lo que muchos ya sabían: la estadía la llevará a cerrar propuestas y definir lo que cobrará por ellas, según consigna Diario Uno de Mendoza.

Es que la bella morocha concretó anoche la que será su primera incursión en la farándula: será nada menos que en la calle Corrientes, con la obra teatral Passion, una comedia que protagonizan Germán Kraus y Darío Lopilato, donde Florencia interpretaría a una de las amantes del actor más joven.

Como seguramente la marquesina del teatro Multiespacio Los Ángeles no será suficiente para dar de comer al personaje, la reina hot acordó con la revista Paparazzi una entrevista y una producción fotográfica que tendrá la misma impronta con la que la chica forjó su popularidad en estas tierras, según su manager.

Hasta aquí no me han informado nada. Pero no viajo para entregar la corona, tendrá que ir mi mamá. Admito que hasta la semana pasada no tenía pensado hacer cosas por fuera de mi trabajo como soberana. Incluso me llamaron de Maxim para hacer una tapa y rechacé la propuesta por eso mismo, expresó Florencia a UNO desde Buenos Aires.

De pacato a hipócrita tildó la joven al entorno local, al tiempo que reconoció: Es un papelón que te hagan mentir así. Me siento mal por no defender lo que soy. Con la certeza de una carrera que se abre paso y una corona que ella siente que ya dejó atrás, Florencia contó: Es ridículo que se hagan los desentendidos.