miércoles, 22 de julio de 2015
internacionales

Cuál es la verdad sobre la teoría de los "Minions-nazis", es la pregunta que lidera las búsquedas en Google

Con más de 3 millones de resultados en la web, distintos informes intentan develar si efectivamente las populares criaturas amarillas están relacionadas con los nazis.

Los Minions baten récords de taquilla en los cines del país y del mundo, y por supuesto se habla de ellos. Primero fue la pregunta sobre el particular idioma de los personajes amarillos, luego la curiosidad acerca de que no hay mujeres entre ellos, para ahora desatarse una polémica sobre el origen de estas criaturas de las que se llegó a afirmar que están inspirados en los nazis.

Semejante afirmación surgió por una foto que se ha hecho viral y que está circulando a toda velocidad por las redes sociales, multiplicando teorías conspirativas.
En la fotografía, que data de la segunda guerra mundial, se observa a una serie de hombres en fila con un atuendo que es muy similar a la apariencia que tienen los minions. La rebuscada similitud, fue suficiente para desatar la locura en las redes y que pronto surjan teorías conspirativas y especulativas en torno a los graciosos personajes amarillos. 
La historia de que los ayudantes de Gru, mi villano favorito estaban basados en niños judíos con los que los científicos nazis experimentaban estalló el pasado domingo 19 cuando llegó a las redes sociales, especialmente a Facebook. 
Por ejemplo hoy Google registró más 3 millones de búsquedas de "minions nazis", una de las más repetidas durante los últimos días.

 
Pero la idea es una simple leyenda urbana que tiene que ver con el terror y que se transmite por internet.
En YouTube existen varios videos dedicados al origen de Los Minions. El más popular es este de 2014 y que suma nada menos que 6,6 millones de reproducciones. La teoría que plantea es realmente terrorífica: la de que los personajes amarillos son niños abandonados y secuestrados sometidos a los experimentos de Gru, obsesionado con las mutaciones humanas. 
También de marzo de 2014 es este otro vídeo en el que aparece la misma fotografía que ha circulado estos días y el mismo argumento: más de 600.000 personas han visto la historia sobre cómo los malvados científicos nazis drogaban a los niños judíos y les realizaban todo tipo de experimentos para que acaban teniendo esa voz chillona que caracteriza a los Minions.
Sin embargo, se aclaró que la fotografía pertenece al Museo Nacional de la Marina Real del Reino Unido, y los hombres en fila que portan un casco y un traje que recuerda levemente a los minions, son los primeros buzos de un submarino de la Royal Navy. Es de comienzos del siglo XX. 
En tanto vale aclarar que el nombre de estos personajes amarillos realmente proviene del francés mignon, que se puede traducir como mono, lindo o cuco.