viernes, 08 de abril de 2011
primicias

Crimen de Gustavo Lanzavecchia: Perpetua para Leiva y 10 años de prisión para Paredes

El Tribunal Oral Criminal 5 de La Matanza dio a conocer su decisión en los tribunales situado en Marcon 2406, de San Justo. Roberto Leiva de 29 años fue condenado a prisión perpetua y Freddy Chena Paredes, de 20, fue condenado a 10 años de prisión.

El Tribunal Oral Criminal 5 de La Matanza dio a conocer su decisión en los tribunales situado en Marcon 2406, de San Justo.

Roberto Leiva de 29 años fue condenado a prisión perpetua y Freddy Chena Paredes, de 20, fue condenado a 10 años de prisión.

Recordemos que en la última audiencia del debate, realizada el 31 de marzo pasado, el fiscal del juicio Eduardo Campanella solicitó la pena de prisión perpetua para ambos, a quienes consideró coautores de los delitos robo agravado por el uso de arma de fuego en concurso real con homicidio calificado criminis causa.

Sin embargo, en la lectura del fallo se determinó que Freddy Chena Paredes debe ir a prisión por 10 años, dado que no fue responsabilizado por el asesinato y sí por el robo. Susana Lanzavecchia, hermana de Gustavo, una de las querellantes, se mostró indignada.

Esto no va a quedar así, estoy indignada. Mi hermano trabajó para Susana y ella se apartó por lo que dijo de la pena de muerte. Estos asesinos deben pudrirse en la cárcel. Nos callamos durante 2 años porque pensamos que iba a ser justa la sentencia. ¿Quién banca a este asesino? No vamos a parar hasta que se pudra en la cárcel. ¿Hay Justicia en este país? ¡Ustedes se dieron cuenta lo que le hicieron a mi hermano! ¡Mi hermano fue torturado! ¿Qué hizo su pareja cuando pasaba esto? Vamos a apelar el fallo, sostuvo Susana.

En su alegato ante los jueces Javier González, Gabriela Rizzuto y Matías Deane, el fiscal solicitó, subsidiariamente, una condena a 20 años de prisión para Paredes pero por el delito de homicidio en ocasión de robo. La justicia dictaminó que son 10 años pero por ser responsable del robo y no del homicidio.

La mamá de Gustavo sostuvo: Yo creo que el policía que era pareja de mi hijo podía haberlo sacado de la pileta. Nunca se comunicó con nosotros. Yo creo que a mi hijo lo mataron porque lo reconoció. ¡Con qué necesidad me lo mataron! Nosotros en dos años no supimos nada, pensamos que hoy nos íbamos a enterar de todo, sin embargo no fue así.