miércoles, 07 de septiembre de 2016
clan puccio

Cómo viven hoy los verdaderos protagonistas del clan Puccio

La revista Gente fotografió a la viuda de Arquímedes junto a sus hijos Daniel y Adriana en San Telmo. Informe especial de la familia más siniestra de la historia criminal argentina.

Arquímedes Rafael Puccio jamás hubiese pensado que su nombre y el de su esposa y sus hijos iban a estar en boca de todos. Una película que se estrenó el año pasado y una miniserie que se emitió por Telefe volvieron a poner en escena a la familia más siniestra de la historia criminal argentina.

Entre 1982 y 1985, los Puccio secuestraron y mataron a los empresarios Ricardo Manoukian, Eduardo Aulet y Emilio Naum. La empresaria Nélida Bollini de Prado fue rescatada por la Policía del sótano de la casona familiar de Martín y Omar y 25 de Mayo, en San Isidro. Se estima que lograron un botín de 1 millón de dólares. El dinero nunca apareció.

A 31 años de la detención de la familia que se dedicaba a secuestrar y matar, revista Gente muestra en su edición de esta semana cómo viven sus integrantes, que enfrentaron la cárcel y sobrevivieron.

Después de la muerte de Arquímedes, el temido jefe de la banda, cómo es la actualidad de Epifanía, la anciana madre, Adriana, la hermana menor, y Maguila, que eludió una condena a trece años de prisión y pidió perdón a través de una carta.

La revista los encontró en San Telmo. En la foto puede verse a Epifanía junto a sus hijos "Maguila" y Adriana, la menor del clan. "A veces no sabemos lo que hacemos", es el título de la nota.

Epifanía Angeles Calvo (84), viuda del tristemente célebre Arquímedes –con quien se casó el 5 de octubre de 1957–, el recordado jefe de la banda. Arquímedes había sido condenado a prisión perpetua, pero en 2007 obtuvo la libertad condicional y se recibió de abogado. Falleció el 4 de mayo de 2013 en General Pico, La Pampa, a los 83 años, víctima de un ACV. Como ningún integrante de la familia se hizo cargo del cadáver, fue a parar a una fosa común del cementerio local.

Daniel "Maguila" Puccio (54) vive desde hace un año y medio con su madre. Está desocupado, no tiene pareja, tampoco hijos.

Día a día, el clan se fue deshaciendo. Silvia Inés era una adolescente cuando ocurrieron los hechos. Quería seguir los pasos de su madre. La Justicia siempre sospechó de su participación en los delitos. Pero logró ser absuelta porque nunca se reunieron pruebas contra ella. Formó otra familia y tuvo dos hijos. Jamás pudo perdonar a su padre, y en 2011 falleció a causa del cáncer. Guillermo es otro de los hermanos menores más misteriosos. El sí presumió que dentro de su casa pasaban cosas extrañas. Y aprovechó un viaje a Australia que hizo con sus compañeros de rugby para no volver nunca más y radicarse allí para siempre.

Dejanos tu comentario