domingo, 22 de febrero de 2015
Mejor Guión

Armando Bó y Nicolás Giacobone, los argentinos que ganaron un Oscar

Los argentinos fueron nominados al Oscar de la Academia de Cine estadounidense por su labor en el argumento de “Birdman”, la película que protagoniza Michael Keaton.

Birdman, la película protagonizada por Michael Keaton y dirigida por Alejandro González Iñárritu, estaba nominada como Mejor Guión Original, trabajo realizado por los argentinos Armando Bó y Nicolás Giacobone en conjunto con Alejandro González Iñárritu y Alexander Dinelaris.
El guión fue realizado junto con el propio director del film y Alexander Dinelaris Jr. Respecto al resultado, Bó analizó en diálogo con Télam: "Lo más impactante fueron los riesgos y el coraje de las decisiones que tomó el director, porque el resultado es una película diferente, desde la realización hasta el trabajo de guión".
Además, cuenta cómo para poder realizar el trabajo mezclaron lo mejor de cada uno: "Nicolás y Alexander son puros escritores, mientras que Alejandro y yo somos más directores, así que fue un trabajo largo, de una mecánica intensa, con muchos viajes y con la premisa de dejar el ego de lado y pensar siempre en lo mejor para el guión".
El guionista y director de 35 años admitió que la nominación fue una sorpresa para él y que a pesar de que está motivado por "ver qué pasa", estar ahí "ya es un premio". Bó, dirigió El último Elvis y junto con Giacobone trabajó en el guión del film de González Iñárritu, Biutiful, en el 2010. Los guionistas son primos entre sí y nietos del legendario director argentino, Armando Bó.
Es posible que las generaciones más adultas tengan más presente al apellido Bó por el padre o el abuelo del nominado al Óscar. Víctor Bó, su padre, fue un actor muy reconocido a nivel nacional, que interpretó al personaje de Delfín en La saga De Los Superagentes durante los 70 –en 2008 participó de Los Superagentes, Nueva Generación-, actuó junto a Susana Giménez y, además, realizó varias en dupla protagónica con Isabel "la Coca" Sarli, dirigidas por su padre Armando Bó.
El nombre del guionista de 35 años -uno de los ganadores de la noche- fue un homenaje a su abuelo, ícono de la filmografía nacional –quien también tuvo una vasta carrera de actor- que alcanzó un despegue continental a partir de sus películas del género denominado sexploitation caracterizado por las escenas de desnudos, principalmente del sex symbol de la época, Isabel Sarli. Pero ambos nominados cuentan con el peso de la tradición ya que ambos son primos, nietos de Armando Bó.
Birdman contaba con nueve nominaciones, entre las que se incluyen Mejor Película, Mejor Dirección, Mejor Actor de Reparto (Edward Norton), Mejor Actriz de Reparto (Emma Stone), Mejor Mezcla de Sonido, Mejor fotografía, Mejor Edición de Sonido, entre otras.