viernes, 02 de octubre de 2015
primicias

Chano se negó a declarar y ahora puede ir a juicio

El líder de “Tan biónica” quizá no sea conciente que podría ir hasta diez años preso si se confirma que manejó alcoholizado. No declaró y la fiscal pidió elevar el caso a juicio. Los detalles.

El líder de Tan Biónica, Santiago “Chano” Moreno Charpentier, el lunes se negó a declarar en la causa que le sigue la Fiscalía de la Ciudad por conducir con mayor cantidad de alcohol en sangre que la permitida. Ahora el caso ya puede ser elevado a juicio. El cantante podría recibir una condena de hasta diez días de prisión efectiva.
Después de varias prórrogas, Chano finalmente se presentó el 28 de septiembre ante la fiscal porteña Cecilia Amil Martín, pero hizo uso de su derecho constitucional de no prestar declaración.
Ahora la fiscal ya está habilitada para pedir el elevamiento a juicio de la causa que se le sigue al cantante por infracción al artículo 111 del Código Contravencional.
En la noche del 5 de agosto, Chano embistió a varios vehículos con una camioneta RAM mientras circulaba por la calle Mendoza, en Núñez. El incidente ocurrió a la altura de Artilleros, donde el músico también chocó un portón. Un grupo de vecinos enfurecidos lo bajaron de la camioneta, lo golpearon y le habrían robado algunas pertenencias.
Charpentier tuvo que ser internado por las heridas, primero en el Hospital Pirovano y después en el Sanatorio de la Trinidad. Recién nueve horas después pudieron hacerle el test de alcoholemia: tenía 0,24 gramos de alcohol, lo que significa que en el momento del episodio superaba el máximo permitido de 0,50 gramos. Además, un estudio que le hicieron en la Trinidad y que trascendió a la prensa mostró que tenía rastros de cocaína y de marihuana.
Ahora hay dos causas judiciales. Una en la que Chano es víctima, por las lesiones que sufrió por la golpiza, y que está en manos del fiscal nacional de instrucción José María Campagnoli. Y otra en la que es investigado el propio cantante, por la contravención de conducir en estado de ebriedad. Esta causa es investigada por la fiscal de la Ciudad Amil Martín. Si es hallado culpable, Charpentier podría ser condenado a una multa de $ 200 a $ 2.000 o a entre 1 y 10 días de cárcel efectiva.
Los abogados de Chano, Gabriel Iezzi y Víctor Varone, vienen presentando toda clase de recursos para que el caso no prospere. Primero pidieron la recusación de la fiscal Amil, acusándola de haber revelado datos de la causa a la prensa. Pero la jueza porteña María Julia Correa negó el pedido, porque comprobó que la fiscal no habló con el periodismo. Correa ya había rechazado un pedido de Campagnoli, quien quería que le transfirieran este otro caso a él. Pero sólo la Justicia porteña tiene competencia para juzgar las infracciones al Código Contravencional de la Ciudad.
Ahora, Iezzi pidió la nulidad de la causa que se tramita en la Ciudad. La jueza también lo rechazó, pero el abogado apeló. Mientras la Cámara resuelve, la investigación sigue y el caso ya está listo para ser elevado a juicio.
Fuente: Clarín