viernes, 22 de mayo de 2015
primicias

Cena de reconciliación entre Camila y Francisco que pasaron del odio al amor

Gran Hermano organizó una comida íntima para que ambos se encuentren y dialoguen en buenos términos ya que ambos se declararon enemigos. Al final, ella auguró que él será el ganador. 

Camila y Francisco se llevan muy mal dentro de La Casa de Gran Hermano pero, como dice el dicho, del amor al odio hay un paso.

Anoche, “Gran Hermano” los invitó a cenar y procuró que ambos estén perfectos para la ocasión. Ellos son enemigos declarados dentro de la casa. Ella dijo abiertamente en medio de una gala que él era la persona que más le molestaba en el juego.
 
Sentados a la cena, Camila se mostró a la defensiva los primeros minutos y Fran, aprovechó para tratarla de “grasa” por el vestido que la morocha llevaba puesto.
 
"No te podías poner algo lindo para comer conmigo?", le dijo Francisco, criticándole el vestido a Camila una vez que ingresaron al cuarto rojo. Ella luego le advirtió: "Tratá de no meter ningún comentario fuera de lugar".
 
Gran Hermano los esperó con sorrentinos, vino tinto y helado. Durante los primeros minutos de la cena ambos se rieron e ironizaron: "Yo soy bueno, vos sos mala", le dijo él, mientras que ella se rió de él cuando se autodefinió como un "pibe humilde".
 
Sin embargo y a pesar de las críticas, ella le puso fichas como jugador del reality: "Si miraste todos las ediciones en YouTube, vas a llegar a la final".