martes, 08 de febrero de 2011
primicias

Carlos Sánchez: Calabró estuvo desubicado en hablar de mi familia

En una nota exclusiva con Primiciasya.com, el cómico contó toda la interna de su pelea con Juan Carlos Calabró y cómo repercute esto en el resto del elenco.Yo siempre trabajé y muchísimo gracias al humor fino, explicó el humorista.

Después de escuchar las declaraciones que hizo Juan Carlos Calabró ayer en Intrusos, ¿Cómo está la relación?

Yo anoche aclaré que yo nunca dije que el era una bosta. Lo que dije fue que tendría que estar orgulloso de su hija que es excelente comediante y muchísimo mejor persona; y que no siempre se daban estos casos, porque por lo general son buenas comediantes y artistas pero como persona son una bosta. A él le dijeron que yo había dicho que él como persona era una bosta; y el notero le aseguró que yo no había dicho eso. Él estuvo desubicado en hablar de mi familia, no tiene idea de lo que es mi vida, de las cosas que yo pase en mi vida. Por eso le dije que era un desubicado.

Dijo que no era necesario decir malas palabras para hacer humor ¿Qué opinas de eso?

Yo no digo malas palabras. Lo que pasa es los tiempos cambiaron. Yo siempre trabaje, y muchísimo, gracias al humor fino. A veces, tenés que decir una sola mala palabra, aunque en este país las malas palabras no existen; te encontrás con un amigo y le decís Que haces h d p con todo el amor del mundo.

¿La obra es un barco sin timón?

No coincido para nada en que la obra sea un barco sin timón. Pero eso no me atañe a mí, sino a la producción, que tiene que tomar medidas al respecto. Yo no tengo porque decirle a él que es un desubicado, lo tiene que hacer la producción.

Juan Carlos Calabró dijo que vos te habías extendido en una escena ¿Es así?

Yo nunca me extendí. El otro día lo que hicimos fue un chiste, con el permiso de la producción. Estábamos en el escenario Anita Martínez, Iliana, y yo, pero nos extendimos 30 segundos, no fueron 10 minutos.
Entró Hernán con un ramo de rosas y yo con un plumero; le hicimos un chiste a Anita y nos fuimos. Cuando salgo del escenario, me vino a increpar a mí de una forma muy grosera, yo ya venía aguantando un montón de cosas y me calenté mal. Le dije que yo renunciaba, y se sumaron Anita Martínez y Hernán Piquín, entonces la producción dijo que no pasaba nada, y nada más.

¿Cómo es el ambiente que se vive dentro del elenco de la obra?

El clima que existe entre el grupo es maravilloso. No hay ningún problema entre ninguno, sino, yo no hubiera saltado a defender a Iliana contra su padre, creo que eso es un pauta. El problema es que cuando uno se queja de todas las cosas… a alguien le tiene que tocar, y me tocó a mí.

Hablando de Iliana, ¿Coincidís con su padre respecto a lo grotesco del cuadro que hacía?

Eso quizás es en lo único que coincido. En eso puedo estar de acuerdo con el, en que Iliana Calabró no tiene necesidad de hacer algo grosero para tener el respaldo del público y el aplauso. Eso dejémoslo para Silvia Suller.