miércoles, 29 de junio de 2016
primicias

Carlos Colosimo, el tío de Wanda Nara, habló desde la cárcel y describió su drama con el VIH

El hombre de 46 años, ex fisicoculturista, está en el penal de Ituzaingó por abuso de menores, y dialogó con un semanario sobre sus días, y su enfermedad. 

En agosto del año pasado, se suscitó un escándalo en la familia Nara: Carlos Colosimo, el tío de Wanda, fue detenido por abuso de menores. Habría seis denunciantes que confirmaron los hechos.
Esta gravísima acusación tiene como características “manoseo y toqueteo” a las compañeras de colegio de sus hijas. Habría arrancado con la mejor amiga de su hija y se habría extendido esta práctica con otras pequeñas.
En los últimos días, Colosimo habló con la revista Pronto desde la cárcel, sufriendo además del drama de sufrir VIH desde el año 1990.
"A través de mi abogado todo el tiempo afirmo que estoy viviendo una muerte anunciada en la cárcel por mi enfermedad. Es sólo cuestión de tiempo. Tengo las defensas bajas, perdí 10 kilos de masa muscular por un problema inmunológico", comentó.

¿Cómo fue entrar al penal de Ituzaingó? “Al principio en la cárcel era optimista, creía que me iría rápidamente por ser inocente. Pero pasaron 15 días y me trasladaron al penal de Ituzaingó. En esta unidad soy un preso más”, aclaró por si alguien dudaba de su trato por ser familiar de un famoso.
El hombre de 46 años sin embargo se desligó de las acusaciones y desmintió que él sea culpable. “Los padres de esas tres nenas me difamaron. Dijeron que quise violar y tirar de un balcón a la hija de mi primer abogado. No sé qué interés tienen. Wanda me preguntó en su momento: '¿qué quieren esas señoras?'. Igual ella no puso las manos en el fuego por mí. Obviamente la fama las cambió”, cerró.