miércoles, 05 de octubre de 2011
primicias

Cacho Castaña: "En 15 días estaré como Rambo"

El artista habló para La Capital de Rosario y contó cómo vive su rehabilitación. "Tengo los bolsillos llenos de tiempo", dijo en alusión a la ruptura con su mujer.

Castaña ironizó sobre su mala suerte y mostró optimismo por su pronto regreso a los escenarios.

Cacho Castaña afirma que a él no le entran las balas. Mientras se recupera en su domicilio luego de una internación aceptó dialogar con La Capital sobre su pasado y presente de galán, sobre el rechazo que le dan sus películas en Volver, se puso un poco triste cuando habló de su separación con Andrea Sblano, y hasta dijo la disparatada respuesta que le dio a quien le preguntó qué quería que le pongan en su lápida: "Poné lo que quieras si total no la voy a leer, boludo".

-¿Cómo es esto de rehabilitarse para Cacho Castaña?

-No, yo estaba fenómeno, pero me caí de la cama solo. Estaba casi con un principio de neumonía, con una gripe muy fuerte, pero me caigo de la cama solo, porque estaba solo de noche en la cama, me rompo la nariz con la mesita de luz y con el codo me rompo dos costillas. Quedé arruinado, entonces quedé con neumonía, la nariz rota y las costillas rotas.

-No te puedo creer.

-Claro, no te puedo creer, eso dije yo. Estoy meado por un dinosaurio, viste, no se puede creer.

-Eso te complicó todo.

-Pero si yo estaba fenómeno, estaba en carrera, tenía todo organizado, me estaba preparando para el Gran Rex, tuve que levantar lo de Rosario, la verdad es que no lo puedo creer. Te digo más, no sólo tengo que buscar una curandera, me tengo que ir nadando al Vaticano, ¿viste?

-Siendo alguien tan popular, ¿cómo te sentís en la soledad de tu casa, sin poder actuar?

-Como el culo, me tienen que atar a la cama, estoy podrido, estoy harto, no aguanto más. Pero tengo una mala leche, es una seguidilla, yo te digo, yo tenía todo programado, y después de que me caigo, yo me miraba en el espejo, y me veo sangrar la nariz y me digo: "Esto no me puede estar pasando". Aparte no es que estaba en la catrera con dos minas, solo como un boludo me caí.

-¿Y qué hacés en tu casa cuando estás solo?

-Escucho mucha música, miro televisión, la verdad es que estoy bastante adicto a la tele.

-¿Qué tipo de programas mirás?

-Miro películas, de pelotudeces estamos llenos ya.

-¿Qué películas mirás, te gusta el cine de autor o te atrapan más las nacionales?

-Películas en cable, no, otra cosa no miro.

-¿Y qué pasa si enganchás una película en Volver en la que aparecés más de treinta años más joven, en "La carpa del amor"?

-Cambio al toque (risas), no, no quiero verme, me vuelvo loco. Y...te da cosa. Una cosa es verte flaquito, pintón, lindo guacho, y ahora no, la verdad verse tan lejos no, no hace falta.

-Sin embargo, ¿cómo hacés para seguir siendo el mismo galán con el paso del tiempo?

-Eso no se programa, hay cosas que son medio mágicas, es todo medio mágico en esto, en esta profesión, carrera o vocación. Es lo mismo que cuando escribís un tema, capaz que no pasa nada y después te lo agarran los pibes, como pasó con "Garganta con arena", y la cantan hasta los chicos. Esto que me decís no me lo propuse, nunca salí con un estandarte toda la vida diciendo "mirá que soy ganador, mirá que gano minas". No, yo qué sé, la vida te va dando cosas y te va quitando.

-En relación a las cosas que te quita la vida, ¿te recuperaste de la separación con tu mujer o estás disfrutando de esta impensada soltería?

-No, no quedé bien, porque la verdad es que fueron 10 años de matrimonio y no es fácil después quedarse solo, viste, tengo los bolsillos llenos de tiempo. No da todavía para joder.

-Y tu amigo, el papá de tu ex, ¿te perdonó o todavía no?

-No, nunca estuvimos enojados, realmente no.

-Se dice que cuando uno está en la mala salen las mejores canciones de amor.

-Sí, a veces sí, a veces no, depende del estado de ánimo. No te podés programar y decir bueno, hoy voy a escribir. De repente te viene un título, una canción, y con suerte la escribís y son apenas las tres de la tarde, pero hay veces que no, es bastante difícil.

-¿Estás en la cama o podés moverte?

-Estoy bien, estoy levantado, esta mañana arranqué con la gimnasia despacito, no ando corriendo por supuesto, así que calculo que en quince días estaré polenta, tipo Rambo, con un cuchillo entre los dientes, como para arrancar.

-¿Qué hiciste mal como para llegar a una situación extrema de salud?

-La verdad que no, gracias a Dios nunca tuve ningún drama de este tipo, el único drama que tengo son las minas.

-Esos son dramas lindos.

-Sí, pero te quedás pelado después, de cualquier forma te dejan pelado, o te llevan la guita o te dejan sin pelo.

-¿Estos días, en los que viste que se habló tanto de tu salud, no te molestó cómo algunos medios televisivos manosearon tanto ese tema?

-Sí, algunos ponen que me morí, me importa un carajo, que pongan lo que quieran, a mí no me entran las balas. Te digo más, el otro día me dijeron qué quería que ponga en mi lápida y le dije: "Poné lo que quieras si total no la voy a leer, boludo".

Fuente: La Capital de Rosario