lunes, 05 de diciembre de 2011
primicias

Bonelli y Cvitanich, a lo Casillas y Carbonero

Darío tuvo un partido de ensueño: anotó los dos primeros goles y se ganó un lugar en el corazón de la hinchada. Le dedicó los dos goles a su novia, Chechu Bonelli.

Era su primer torneo con la camiseta de Boca. Julio Falcioni le confió la titularidad y él, lesiones al margen, aprovechó su momento.

Ante Banfield, precisamente su ex club, fue la figura del partido, coronó su actuación con la vuelta olímpica y la adornó marcando los goles del título.

“Haber logrado el campeonato es un sentimiento único, formamos un gran grupo humano”, explicó Darío Cvitanich apenas el árbitro Héctor Baldassi decretó el final del partido. El atacante fue el autor de los dos primeros tantos, en el primer tiempo, que significaron la tranquilidad y derivaron en el título número 24 del Xeneize en el profesionalismo.

Una vez dentro de los vestuarios, a la salida, a Cvitanich lo esperaba su novia, la periodista de Fox Sports Cecilia Bonelli.

La blonda le realizó un breve reportaje en el que Cvitavich dijo sentirse “muy feliz, porque se dio todo como queríamos. La alegría es total, lo necesitábamos”.

Y cuando terminó la nota, quien lleva el número 20 en la espalda, imitando a Iker Casillas con su novia Sara Carbonero cuando España conquistó el Mundial de Sudáfrica 2010, se acercó y le estampó un beso a Chechu.

Y beso a beso, Boca logró el campeonato y enamoró a todos sus hinchas. Cvitanich terminó siendo parte importante para gritar y festejar un nuevo título.