lunes, 05 de septiembre de 2016
internacionales

Axl Rose cuenta detalles de cómo se gestó la reunión de Guns N' Roses

"Pedí el teléfono de Slash y llamé, pero él estaba de gira o algo así, entonces terminó demorándose un encuentro entre nosotros", dijo el cantante durante una entrevista.

Axl Rose nunca ha sido muy dado a las entrevistas. Ni antes ni ahora. Son contadas las veces que el líder de Guns N' Roses ha conversado de forma extensa con medios de comunicación, lo que le ha valido todo un halo de superestrella del rock. Casi inalcanzable.

Pero el Rose de hoy parece cambiado. Moderado. Tranquilo. Ya no se agarra a trompadas con los periodistas ni se discute con alguien en medio de los shows. Al menos hasta ahora. En abril de este año, un reportero de TMZ lo interceptó paseando en scooter y le robó algunas palabras. Hace 20 años, eso habría sido impensado.

Y ahora, Rose y Duff McKagan concedieron una entrevista al canal brasileño Rede Globo, la primera luego de que la mítica banda de Los Angeles se reuniera tras 23 años de lejanía entre Axl y Slash.

"Le pedí a Fernando (Lebeis, su asistente) el favor de conseguirme el teléfono de Slash, entonces Fernando le contó a su mamá y dijo: 'Si esto es una broma, te mato'", cuenta Axl sobre cómo se gestó la reunión. "Tuvo mucho que ver con Paul Tollett, del festival Coachella. Él fue el que comenzó la conversación y parecía real", añade.

Dice que al comienzo no tenían pensado que la vuelta terminara en una gran gira mundial: "La conversación comenzó con Coachella pero a la vez tenía mucha gente envuelta, agencias y demás cosas, entonces todas las posibilidades estaban siendo consideradas".

A esto, Duff agrega: "Fuimos viviendo un día a la vez. No estuve planeando mucho. Es muy bueno tocar algo de música con los chicos".

Axl contó que cuando llamó a Slash "él estaba de gira o algo así, entonces termino demorándose un encuentro entre nosotros. De hecho, llamé a Slash para tener una cena en mi casa en octubre".

Así, todo se fue dando. "Después de una semana me encontré con Duff y fuimos comenzando a conversar y planear. Primero el personal haría cosas en materia de promoción, stuff y otras cosas que empezaron a envolvernos un poco. Luego comenzamos a ensayar y las pruebas de sonido fueron muy buenas, llegó la hora de cantar y todo fue dándose. Tu sabes, todo comenzó a trabajar bien", dijo Axl.

Sobre cómo fue cuando Duff y Slash comenzaron a tocar las canciones del disco Chinese Democracy sostuvo que "ellos fueron aprendiendo por cuenta propia las canciones. Me preguntaron cuáles son las que yo estaba interesado de tocar en los shows. Comenzaron a trabajar con Frank, el baterista, para fijar el tempo correcto y trabajar en los golpes para fijar la línea de nuestras canciones antiguas. Y funcionó, toda esa comunicación fue buena. Pasaron un buen tiempo ensayando".

Consultado si Izzy Stradlin, antiguo guitarrista, podría unirse a la gira dijo: "Izzy, no sé como describirlo ni qué decir. Es como si uno tiene una conversación con él, y luego piensa que las cosas están encaminándose para un lado, pero se encaminan para otro. Entonces, no hay para dar ningún pronóstico con él. Tampoco estoy tomando represalias sobre él. Él hace su camino, sea cual sea el que haga".

Además, Rose tuvo palabras para su ahora banda paralela, AC/DC. "Yo adoro eso, es mi trabajo, adoro mi trabajo, adoro a Angus como mi jefe y cantar las canciones del inicio de AC/DC, en la época de Brian Johnson. Es algo siniestro. Físicamente es otra parada, es otro tipo de trabajo. Tengo orgullo de hacerlo. Es algo duro. Después de estar aquí, tengo solo unos días de intervalo, después vuelvo a girar, por unos 10 shows, con AC/DC. Y después de eso, va a ser lo que Angus quiera". (latercera)


Dejanos tu comentario