viernes, 11 de abril de 2014
sin_seccion

Aseguran que la cédula de Carlos Gardel es falsa

El heredero argentino de una notable colección de documentos sobre Carlos Gardel, asegura que la Cédula de Identidad del cantante, que se exhibe en Tacuarembó, es una simulación.

El argentino Sergio Daniel Peluso, quien junto con su hermano Carlos Hernán heredó la exuberante colección paterna de Hamlet Peluso -que contiene documentación nunca exhibida de Carlos Gardel-, sostuvo a El País que la Cédula de Identidad de 1920 que se expone hoy en el museo del cantante en Tacuarembó es "apócrifa".

Peluso se presentó en la Redacción de El País de Uruguay con una carta de la Fundación Industrias Culturales Argentinas, en la que su titular reconoce haber producido "con un criterio artístico" la pieza que fue entregada al museo uruguayo.

"Compraron unas fotos por internet y armaron un facsímil montándolo con una tapa roja característica de los documentos argentinos de la época, que ni siquiera pertenece a Gardel", señaló Peluso, con enojo, y añadió que "los herederos de la colección de Hamlet Peluso somos los únicos titulares del documento original".

En la carta de la Fundación de Industrias Culturales Argentinas, firmada por su presidente, Walter Santoro, se indica que el facsímil de la Cédula de Identidad tramitada por Carlos Gardel el día 4 de noviembre de 1920 (en Argentina) "es una réplica obtenida a partir de diversas fotografías (...) que fueran comercializadas a través de internet".

"Las fotografías del documento fueron insertadas en un soporte, con un criterio artístico a semejanza de los documentos de aquella época".

Santoro fue quien entregó el facsimil a la investigadora gardeliana Martína Iñíguez, quien a su vez lo donó al museo de Tacuarembó.

Walter Santoro confirmó a El País los términos de la carta pero indicó que "no hubo ningún intento de engaño", ya que desde un principio el documento fue presentado como "un facsímil". Precisó que los datos que aporta el documento -en el que Gardel admite haber nacido en Tacuarembó, en 1887- son "auténticos".

El facsímil fue realizado "mediante la técnica de Indigrafía", una patente intelectual registrada en Argentina. Santoro explicó que esa técnica "permite realizar reproducciones de altísima calidad, idénticas a un documento original", y a diferencia de los facsímiles tradicionales, "estas copias no son planas, sino que tienen volumen".

El País habló también con Carlos Arezo Posada, titular de la Fundación Carlos Gardel y director general de Cultura de la Intendencia de Tacuarembó, quien mostró cierta sorpresa ante la denuncia de Peluso y sugirió que la persona indicada para responder era el propio Santoro.

Bajo un encabezado que reza "Donación por la Justicia", un uruguayo dio a conocer en su blog que pretende emprender acciones judiciales en cinco países -Uruguay, Argentina, Venezuela, Colombia y Francia- y denunciar "los fraudes comprobados que se han hecho referidos a la nacionalidad de Carlos Gardel".

A tal fin, solicitará a la justicia "la nulidad de los juicios sucesorios sustanciados en Buenos Aires y Montevideo", y realizar "la prueba de ADN a los restos mortales" del cantante.

A los tribunales argentinos le pedirá "que se expidan sobre la legalidad de la Cédula de Identidad N° 383.017 otorgada al uruguayo Carlos Gardel en 1920". A Venezuela, que se expida sobre la legalidad de la Cédula de Identidad emitida en 1935, de donde surge que era nacido en Tacuarembó, Uruguay". Y a Colombia, la partida de defunción "de donde surge que Carlos Gardel era uruguayo de origen", escribe el autor del blog, Gonzalo Vázquez Gabor.

También pretende que la justicia francesa se pronuncie "sobre la situación del ciudadano francés Charles Romuald Gardes, más precisamente sobre el porqué no consta registro de su defunción".

"Dado que este emprendimiento legal tiene amplias costas y costos" -advierte el entusiasta bloguero- decidió abrir dos cuentas en el Banco Santander y en el Banco República (una en dólares y otra en pesos uruguayos) en la que acepta contribuciones "a los solos efectos de apoyar para seguir adelante en la búsqueda de la verdad". (Diario El País de Uruguay).