viernes, 17 de junio de 2011
internacionales

Arnold Schwarzenegger, exterminado por la comunidad latina

Una encuesta reveló que el 80% de los latinos rechazan al ex gobernador, debido a sus últimos escándalos. El rechazo hacia el protagonista de "Terminator" es mayor en su ciudad de residencia, Los Ángeles, donde únicamente 10 por ciento de los residentes consultados lo aprueba.

Una encuesta que divulgó este viernes la consultora Instituto Field de California reveló que el actor y ex gobernador Arnold Schwarzenegger alcanzó después de conocerse su infidelidad niveles nunca vistos de impopularidad, especialmente entre los latinos.
 
El 80 por ciento de los latinos rechaza ahora a Schwarzenegger, otro 5 por ciento prefiere abstenerse de evaluarlo y únicamente 15 por ciento aprueba al ex mandatario local.
 
El rechazo hacia el protagonista de "Terminator" es mayor en su ciudad de residencia, Los Ángeles, donde únicamente 10 por ciento de los residentes consultados lo aprueba.
 
El 73 por ciento de los anglosajones consultados expresó desaprobación en la encuesta, a un mes de conocerse que Schwarzenegger tuvo un hijo fuera de su matrimonio con una empleada doméstica guatemalteca.
 
Mark DiCamillo, director del Instituto Field, dijo que "la imagen de Schwarzenegger está cayendo a niveles sin precedentes" .
 
"Lo que más me impresiona es que cuando Schwarzenegger apareció por primera vez en la escena política (en 2003), se notaba un gran entusiasmo por él, era el aspirante capaz de unir a los electores independientes, de convencer a los del partido opositor, pero todo eso es al contrario ahora" , dijo DiCamillo.
 
Schwarzenegger llegó a la gubernatura de California en referendo, en el que hasta 35 por ciento de los electores latinos lo apoyó. Para 2005, el ex gobernador promovía con apoyo del congresista Dana Rohrabacher, del condado de Orange, la idea de que un estadunidense por naturalización pudiera aspirar a la Casa Blanca.
 
La encuesta presentada este viernes se aplicó telefónicamente a 950 electores empadronados de California en inglés y español entre los pasados 3 y 13 de junio. (El Universal)