sábado, 08 de octubre de 2011
primicias

Arnaldo André, ¿Deja la televisión?

El actor de Los Únicos entiende que su ciclo en estas producciones ya se acabó. Ahora será guionista, productor y director de su propia película.Después de haber hecho tantas tiras, me gustaría ya no volver a hacerlo, porque requiere mucho esfuerzo y tiempo. Se merece una pausa. Creo que cumplí, comentó.

Desde que Arnaldo André llegó al país proveniente de un pequeño pueblo de Paraguay, se hizo lugar en el medio artístico a base de grandes actuaciones en exitosas novelas, como El amor tiene cara de mijer, Piel Naranja, Amor Gitano y Amo y Señor.

Pasó un largo tiempo fuera de la pantalla argentina hasta que lo convocó Adrían Suar. Fue villano en Valientes y ahora es un bonachón en Los Únicos.

De ahí el salto, la libertad de demostrar que su carrera era mucho más que ser el lindo de las telenovelas.

Me gustó ser galán, pero llega un punto en que se está muy limitado y me gusta mostrarme en otros lugares. Todo tiene un tiempo y quiero hacer cosas diferentes, explicó el actor en diálogo con Diario Uno (Mnedoza), quien en setiembre fue nombrado por la Secretaría de Turismo de Paraguay como embajador turístico de Paraguay.

Dentro de un mes, el actor terminará con las grabaciones de "Los únicos" y ya no piensa en la televisión. Cree que su paso por este formato cumplió su ciclo. Después de haber hecho tantas tiras, me gustaría ya no volver a hacerlo, porque requiere mucho esfuerzo y tiempo. Se merece una pausa. Creo que cumplí, comentó.

Luego de unas merecidas vacaciones, se sumergirá en su próxima etapa, la de guionista, productor y director de su propia película.

Se trata de Lectura según Justino, que se filmará en abril y es autobiográfica, ya que cuenta la historia de su vida a los 11 años cuando era cartero en su ciudad natal, Bernardino. La idea es mostrar el pueblo, la gente de allí, a los alemanes fundadores del lugar, contó.

En el filme actuarán argentinos y paraguayos y tendrá una larga preproducción, ya que deberá encontrar personas que hablen castellano, guaraní y alemán, entre otras particularidades.