jueves, 16 de junio de 2011
primicias

Adabel Guerrero se escapó de Intrusos

Esta tarde, en Intrusos, la vedette y bailarina abandonó el estudio de América cuando Jorge Rial intentó interrogarla sobre el altercado vivido con Marcelo Polino en Bailando 2011. La morocha puso como excusa las supuestas órdenes con que el Chato Parada, productor de Ideas del Sur, habría condicionado su paso por el ciclo de la emisora de Palermo.

La vedette que había asistido esta tarde a Intrusos para hablar, entre otros temas, de su participación en Bailando 2011, decidió dejar plantado a Jorge Rial retirándose del estudio cuando el conductor mandó al corte comercial.

¿Qué sucedió? Al parecer, la bailarina sólo tenía intenciones de hablar sobre su trabajo en Excitante, el espectáculo encabezado por Nito Artaza y Miguel Ángel Cherutti, en el teatro Astros de la calle Corrientes.

Pero cuando antes del corte Rial anunció que Adabel hablaría sobre lo sucedido en Ideas del Sur durante la grabación del Bailando -donde terminó llorando tras un encontronazo con Marcelo Polino- la morocha aprovechó la tanda comercial para acarar que de ése tema no iba a hablar, ya que el Chato Prada la mataría, según sus propias palabras.

Al llamarse a silencio, Rial le pidió que se retire si así lo quería, ya que no había tema alguno para una nota en el piso del programa de América. Por eso, Guerrero agarró sus cosas y decidió irse del envío, para regresar cuando tenga ganas de contar sobre la interna de su paso por el show de baile más importante de la tevé.

Cuando los Intrusos regresaron del corte, Jorge Rial se vio en la obligación de aclarar lo sucedido y volcó su furia por el inmerecido desplante:"Tengan cuidado con esta chica. Me acuerdo que no hace mucho le conseguimos el canje de los muebles porque no tenía. Mirá cómo se van agrandando", aseguró.

Y agregó: "Aparte ¿qué es Ideas del sur, la Gestapo? Porque parece que esa es la imagen que dan. Adabel cuando se fue de acá dijo: 'Tengo miedo'". "Lo mínimo que podés tener es un poco de respeto. Un placer haberte conocido. Ojalá que siga teniendo esa carrera brillante. Pero acá, no más, remató.