miércoles, 05 de octubre de 2011
internacionales

A los 56 años murió Steve Jobs, un revolucionario del mundo tecnológico

El fundador de Apple, Steve Jobs (56), falleció este miércoles después de varios años de luchar contra el cáncer de páncreas, comunicó la empresa que él mismo apadrino y fundó. Su visión transformó también el mundo del celuloide. En 1986, exiliado de Apple, se hizo con la división gráfica por computadora de Lucasfilm  

En la portada del sitio de Apple, se recuerda a su máxima figura Steve Job: Apple ha perdido un visionario y un genio creativo, y el mundo ha perdido a un ser humano increíble. Aquellos de nosotros que hemos tenido la suerte de conocer y trabajar con Steve hemos perdido a un querido amigo y un inspirador mentor inspirador. Steve deja tras de sí una empresa que sólo él podría haber construido, y su espíritu siempre será la base de Apple.

Jobs cofundó una de las compañías más valiosas de la industria tecnológica en un garaje y la lideró hasta convertirla en un gigante del sector. Su contribución al mundo tecnológico ha sido innumerable, entre los más destacados se encuentran el mouse, las bases tipográficas en computación, el sistema operativo Macintosh, el reproductor iPod, el iPhones y el iPad.

Nació un 24 de febrero de 1955 en San Francisco. El apellido lo tomó de sus padres adoptivos. En 2004 se le diagnosticó un cáncer de páncreas. Lo hizo público un año después, en el discurso de graduación de los estudiantes de Stanford. En abril de 2009 fue sometido a un transplante de hígado.

Su visión transformó también el mundo del celuloide. En 1986, exiliado de Apple, se hizo con la división gráfica por computadora de Lucasfilm. Así nacieron los estudios de animación Pixar, que trabajó con Disney en creaciones como Toy Story o Buscando a Nemo. Demostró que el silicio también puede llegar al público.

A su regreso en 1997, Jobs revitalizó la compañía y consiguió atraer a los consumidores hacia sus ordenadores Mac, con dispositivos como el reproductor iPod, el teléfono interactivo iPhone o la tableta iPad. Para unir esos dos mundos utilizó iTunes, para la descarga lícita de música, videos, aplicaciones y videojuegos, y los Apple Stores.

Creaciones que fueron siempre acompañadas por un tsunami mediático. El diseño y su manejo del marketing son dos ingredientes clave de la pócima, pero también la imagen y el carisma de Jobs. La revista Fortune le calificó por todo esto como el empresario más importante de la década, no sólo por su manejo de la compañía, también por su influencia en la cultura global.

"Steve murió en paz, rodeado por su familia", dijo Apple en un comunicado, en el que añadió que se creará un sitio de internet para quienes quieran homenajear a Jobs.

En tanto, el cofundador de Microsoft , Bill Gates, aseguró que haber trabajado con Jobs fue un "gran honor" y añadió que lo "echará enormemente de menos". "El mundo raramente ve a alguien que haya tenido un impacto tan grande como tuvo Steve", agregó.

Barack Obama, presidente de los Estados Unidos, escribió por Twitter: "Descansa en paz, Steve Jobs. Gracias por el trabajo que hiciste posible cada día. Incluso el nuestro. (A 24)