viernes, 08 de julio de 2011
primicias

¿Silvina Escudero mintió?: Lunares que condenan

Aunque Silvina Escudero no especificó qué parte de la foto fue trucada, la realidad es que Primiciasya.com suma más detalles que podrían comprobar la veracidad del documento fotográfico. Los lunares de la verdadera Silvina se repiten en la foto que apareció en Internet, amén del pelo que descubrió Primiciasya.com durante la tarde de ayer.

La menor de las hermanas Escudero, Silvina, dio la cara en el móvil del programa vespertino que conducen Denise Dumas y José María Listorti, alarmada por las repercusiones que cobró la difusión de una foto que según Silvina es obra de una broma tecnológica: Vi la foto yendo a Chivilcoy en mi celular y casi me desmayo. No está bueno que se juegue con la imagen de alguien de ésta forma. Está claro que es mi cara, pero nunca viví esa situación en mi vida. Hoy hay programas en la compu que hacen de todo, hasta reviven a un dinosaurio, comentó.

La bailarina descartó que el autor de éste ataque a su imagen sea algún ex novio: Quien hizo esto tiene una intención de maldad. Esto no ocurrió nunca en mi vida y no tengo nada que opinar. Me indigna no saber quién lo hizo. Tuve cinco novios en mi vida, tres de ellos famosos y pongo las manos en el fuego por ellos".

En marzo perdí una cámara pero nunca me tomaría una foto que podrían sacar. Además, ese no es mi baño, ratificó después de reconocer su rostro y su cuello en la imagen digital.

Sin embargo, no sólo el cuello parecer ser el de Escudero. La parte de sus lolas también es la de ella, siendo que hay cuatro lunares de la morocha que la condenarían.

Cabe destacar que Escudero no precisó cuáles fueron las partes de la imagen que lograron trucar. Tal vez la foto es antigua y lo que se le agregó fue el supuesto fluido masculino, algo bastante difícil por su transparencia y porque además se ve un pelo de la morocha por sobre el líquido.

No obstante, nuevos indicios podrían confirmar que Silvina mintió y que la imagen, tomada supuestamente en noviembre del año pasado, sería cierta. En definitiva, la bailarina y el posible autor de la imagen saben la verdad del asunto.