jueves, 24 de febrero de 2011
primicias

¿A qué Bravísima le gustaría tener sexo con los tres Midachi?

En esta nota develamos uno de los misterios más comentados en la última mesa de Almorzando con Mirtha Legrand. Una de las chicas de Carmen Barbieri quiere tener un encuentro con los tres santafesinos. ¿Quién será?

Sigue dando qué hablar el último programa de Mirtha Legrand. En una mesa, mientras se sucedía la reconciliación televisiva de la diva con Carmen Barbieri y luego con Iliana Calabró, estaban sentados los Midachi junto a Belén Francese, Mónica Farro y Andrea Ghidone.

Aburridos ya, empezaron a hablar de cualquier tema y una cosa llevó a la otra cuando uno de los integrantes del trío dijo a modo de consigna, y seguramente en broma, con cuál de ellos les gustaría estar en una isla a solas.

Una de ellas no solo respondió sino que redobló la apuesta y dijo: ¡Por qué solo con uno, que sean con los tres!. Por supuesto esta conversación fue fuera del aire pero se dio a conocer en La Tapa, el ciclo que conduce Daniel Ambrosino por radio Brisas 98.5 y cada una de las integrantes de la mesa salió a desmentir o confirmar la versión.

Primero habló al respecto Andrea Ghidone entre risas: ¿Mmmmm ya se enteraron? Es verdad, existió esa conversación entre tantas otras cosas que se dijeron mientras no estuvimos al aire, dijo a modo de explicación.

Fue en broma, nos reíamos mientras Mirtha estaba en las otras mesas... pero yo no fui quien dijo eso. Yo sólo mire a las chicas, sonreí y solo dije me reservo el derecho a opinar, cerró Ghidone.

Luego fue el turno de Belén Francese quien arrancó también confirmando que la charla existió y sin dejar de reírse sólo atinó a decir: Yo soy muy impresionable y sólo me calle la boca, pero no pude parar de reírme de las caras que pusieron los chicos... que no dejaron de mirarse entre ellos. Pero yo no dije nada, también confirmó Belén.

Por descarte sólo quedó Mónica Farro para hablar. Y habló: ¿Quién les contó eso?", arrancó Mónica. No puedo creer que lo sepas, pero bueno, sí fui yo. Pero estábamos aburridos, hablando de cualquier cosa cuando empezaron a joder con eso, y yo no soy de quedarme callada y redoble la apuesta. Se quedaron callados, confirmó entre risas y divirtiéndose agregó: Creían que me iba que quedar con la boca cerrada y los que se callaron fueron ellos.